El arte moderno de Daniel Zárraga

Por: Karina A. Blanco-Uribe

Con tan solo 26 años el artista plástico Daniel Zágarra, plasma en el lienzo obras inspiradas en el arte de la antigua Grecia, dándoles un toque moderno y representándolo en piezas llenas de colores y vida. El Ingeniero Mecánico nacido en el estado Falcón, ha dedicado parte de su vida a las pinturas acrílicas, recreando en ellas historias que van íntimamente de la mano con su vida cotidiana, lo que podría destacar que sus trabajos son cien por ciento anecdóticos.

Para Daniel, su profesión y su pasión artística están paralelamente complementa la una a la otra, los conocimientos universitarios que le ha brindado la ingeniería mecánica han sido una influencia directa en sus obras de arte:  en un principio veía las artes plásticas como un pasatiempo, teniendo mi carrera de ingeniero como mi base y sustento, pero desde hace 2 años he podido combinar estas dos ramas en mi día a día, abriéndome la posibilidad de trabajar en una empresa sin descuidar mi crecimiento en la plástica, incluso me ha nutrido de forma considerable”.  En sus más recientes pinturas es notable la influencia que deja su profesión y además el estudio de las esculturas griegas que cautivaron a Zárraga de tal manera, que han hecho expresar el impacto histórico y el significado de la evolución filosófica como aporte al crecimiento de la humanidad en un enfoque moderno en sus trabajos, teniendo como horizonte, dejar huella de dos épocas unidas en experiencias cotidianas similares una de otra, plasmado en elementos clásicos tan importantes y trascendentes como lo fueron las esculturas griegas.

Con sus obras el artista plástico desea transmitir, sentimiento y valor histórico otorgándole un carácter actual sin salirse de una línea que lo lleva a dejar su sello personal en cada una de sus pinturas, para esto actualmente utiliza tres elementos fundamentales que son: las esculturas griegas, el lenguaje moderno valiéndose de colores, trazos y referencias, y el día a día como diario universal de las impresiones y acontecimientos de una cotidianidad, haciendo que las personas fácilmente pueden identificarse o dejarse cautivar con sus trabajos.

Desde sus inicios, gracias al apoyo que obtuvo de Darwin Romero, su profesor de artes plásticas, ingresó al grupo Barquía en donde pudo desarrollarse como artista visual, dentro del mismo Daniel pudo conocer a Orlando Salero quien ha sido su mentor, hermano y maestro, ayudándolo de forma incondicional, Salero y el maestro Bruno García han sido dos personajes de gran inspiración que han ayudado a desarrollarse interiormente para manifestarlo en sus obras, proporcionando como recompensa en los últimos años varios reconocimientos, los más recientes fueron, el premio otorgado por La Estancia Paraguaná en el año 2012 con una obra titulada “Cierra los ojos y olvida” y el 10 de mayo de 2017 obtuvo una Mención especial, por su labor constante en el desarrollo del arte de la Región por parte de la alcaldía de Carirubana.

Sin duda alguna la expresión de Daniel por las artes plásticas ha evolucionado considerablemente desde su primera exposición individual llamada “Sensación Onírica” en el 2009, la cual dio una respuesta tan positiva al público que lo llevó a hacer exposiciones individuales conceptuales cada año, desde entonces.  Para Zárraga la definición de arte suele variar, dependiendo de las circunstancias y los acontecimientos, actualmente para él “el arte es la traducción más hermosa que una persona puede imitar de la voluntad amorosa del Dios que hace y deja libre para hacer”.