Alicia Belden y sus Trazos de la Memoria

 Alexandra Clisánchez/Fotos: Claudio Aninno

Escarbando en sus trazos de la memoria, la artista Alicia Belden, mexicana de nacimiento, pero venezolana de corazón, recuerda que incursiona en el mundo de las artes desde que era una niña. Belden reconoce que aunque desde muy joven descubrió que amaba pintar, cuando se convirtió en madre fue que realmente comprendió que el arte era parte de su vida.

¿Cuál es su musa?

Me inspira el día a día, lo cotidiano, al igual que los recuerdos y los sueños, incluso me gustaría plasmar lo que sueño.

¿Tiene algún hábito durante su proceso creativo?

Cuando estoy en producción procuro trabajar todos los días con horario. Almuerzo y descanso a medio día, luego continúo hasta que me da hambre en la noche. No trabajo casi de noche, prefiero el día y estar descansada.

¿Cómo ha evolucionado su obra en el tiempo?

Mi obra desde que comencé es colorida, alegre, con un toque de ingenuidad, yo creo que siempre será así. Aunque como soy inquieta, no me gusta pintar lo mismo siempre, así que veremos a donde me lleva el tiempo.

 

Trazos de la Memoria

La propuesta de la creativa podrá ser apreciada a través de la exposición Trazos de la Memoria, inaugurada el pasado 15 de mayo en la Galería Espacios en Caracas, donde permanecerá en exhibición hasta el 10 de julio con unas 30 obras surgidas de anécdotas familiares, historias domésticas, sentimientos y vivencias de la artista.“A través de Trazos de la Memoria reflejo mi día a día de este año, mis viajes, momentos felices y tristes, es como mi diario pero en un lienzo. Tratando de ver la vida lo más positivo posible, ya que estamos viviendo tiempos muy duros. Trato de ser resilente y lo logro pintando”, manifestó la artista plástico.

Por su parte, la curadora e investigadora de arte Katherine Chacón expresa que la artista caracterizada por sus rasgos de dibujos infantiles, se asemeja a las ilustraciones de los cuentos para niños, porque sus temas abordan el universo lúdico y tierno de nuestros primeros años.

“En la obra de Belden aflora a cada instante la memoria de su niñez y la conciencia del desarraigo del México natal, al mostrar la hacienda del abuelo, la partida de los hijos, algún viaje, la dualidad México-Venezuela, un picnic, un regreso, o una espera; y la influencia de la rica cultura popular mexicana se nota sobre todo por el colorido alegre y desenfadado”, explica Chacón.

Alicia Belden ha exhibido su obra en Venezuela, , Colombia, Estados Unidos, durante sus más de tres décadas de trayectoria artística, y ha recibido varios reconocimientos, entre ellos, Mención Honorífica en la Bienal Salón Nacional de Dibujo y Estampa (2013), Premio IARTES 36 Salón Nacional Aragua, Maracay (2011), y primer lugar en el XVIII Salón AVAP, Galería Universitaria Braulio Salazar, Valencia, Venezuela (2001); Primer Premio en el Salón Festivales de Carabobo, (2014).Más de 30 años de arte.