Arquitectura indígena: palafitos

Karina A. Blanco-Uribe T.

Los palafitos son construcciones, cuyo asentamiento se encuentra sobre un sistema de canales, pilares o estacas sencillas de madera, por lo general se efectúan encima de aguas pacíficas como lagos, lagunas y caños en donde se encuentran flujos de aguas más calmadas, con corrientes irregulares y de poca rapidez; éstas desaguan los ríos de las regiones bajas.  Pueden construirse en el borde del mar.

Se pueden encontrar en distintos lugares del mundo, como Argentina, Belice, Birmania, Chile, Francia y Venezuela, su origen cultural se remonta a un periodo comprendido entre 5.000 y 1.000 a.c, esto es posible de afirmar, debido a que en ese momento se produce un cambio en las condiciones de vida de quienes habitaban los continentes, como consecuencia de la modificación del clima y la vegetación. La desaparición de grandes mamíferos ofreció a los antiguos pobladores, convertirse en recolectores y pescadores; quienes deciden construir casas sobre el agua, como medio de seguridad.

Los primeros arquitectos especializados en estas construcciones, fueron los aborígenes, que milenariamente han habitado el noreste de las costas venezolanas y las zonas adyacentes de la subregión; de esta cultura nacen los constructores originarios de los palafitos. Su idea inicial está asociada a los árboles de los bosques de la costa, llamados manglares, siendo el árbol de Manglar Rojo, el que con sus raíces zancudas sirvió como primer cimiento de estas antiguas casas; posteriormente se levantaron sobre columnas de esos mismos árboles pero de manera independiente. También pueden encontrarse palafitos empleando pilotes de bambú, palmas o cachimano en otras regiones.

Se caracterizan por ser autosuficientes, autorregulados, su mantenimiento no debe depender de fuentes no locales de energía. Conviene que sean capaces de reutilizar el agua de lluvia, se construyen con materiales no tóxicos para que de esta manera pueda ser integrada de forma positiva con el entorno vivo que lo rodea y como resultado también haya integración paisajística.

Palafitos en la actualidad

Con el pasar del tiempo, estas viviendas se han visto envueltas de grandes cambios, como la mayoría de las construcciones, han tenido la oportunidad de ir evolucionando tanto en materiales como en diseño; en la actualidad en algunas empresas hoteleras ubicadas en costas, ofrecen la accesibilidad a instalaciones con obras similares, teniendo en cuenta, que son mucho más elaboradas que las tradicionales de las aldeas indígenas. Este tipo de cimientos tienen como finalidad protegerse de las crecidas de agua en terrenos pantanosos o ríos por este motivo se sitúan en zonas mayormente tropicales, son estructuras abiertas muy ventiladas.

 

Hoy en día, aunque han disminuido mucho, todavía existen comunidades indígenas que utilizan palafitos como vivienda, en zonas de la costa oriental al Lago de Maracaibo y en el Delta del Orinoco; las mismas conservan la arquitectura de sus ancestros.

Este tipo de estructuras, en nuestros días podrían servir como medio de conservación ecológica, en lugares con cercanías fluviales tranquilas, dado el caso de que se quiera habilitar más espacio para el habitad de comunidades.