Arquitectura patagónica alpina: Knudsen Taddeo Arquitectura


Los talentosísimos profesionales de Knudsen Taddeo Arquitectura, basados en San Martín de los Andes en Argentina, saben transmitir como pocos ese sentir andino tan encantador, que tiene mucho de estilo rústico, un poco de estética alpina y el uso magistral de materiales locales como la piedra y la madera nativa.

La arquitectura patagónica ha logrado un nombre por sí misma por muchos motivos. En primer lugar, adaptándose a circunstancias bastante inhóspitas, como terrenos escarpados y bajas temperaturas, retos que los arquitectos de la región han aprendido a solucionar con mucho ingenio, en segundo tomando lo mejor de la arquitectura alpina y adaptándolo a nuestra esencia latinoamericana y sobretodo argentina, logrando que el estilo rústico sea más acogedor que nunca y, por último, respetando el entorno con edificaciones que se integran al paisaje, en lugar de tener una efecto visual disruptivo. Acompáñennos a conocer el trabajo de estos arquitectos que son capaces de juntar todos estos ingredientes en sus diseños.

Casa Quilquihue en provincia de Neuquén

Esta casa en un entorno privilegiado, junto a una pequeña laguna que la construcción abraza en dos volúmenes uno con una abertura destinada al estacionamiento con otro volumen en dos niveles. Los techos son de chapa negra a dos aguas. Algunas paredes están pintadas en tonos beige, mientras que otras están revestidas en piedra. Los colores hacen eco de los del valle y los montes circundantes.

Espacios integrados.

La planta libre de paredes y divisiones reúne las cocina, el comedor y el living en un mismo espacio. Una cocina abierta con distribución en G con isla en forma de barra con tope y muebles de madera. El juego de comedor se compone de un mesón rústico y sillas de madera y género. Las paredes en blanco y los pisos en madera clara, contribuyen a que el espacio sea más acogedor y luminoso.

Entrepiso tipo balcón.

Un entrepiso hace las veces de balcón sobre el living tras una pared de piedra que sirve de divisor visual, con nichos, estantes de madera rústica y una estufa. La estructura del techo a dos aguas con vigas expuestas pintadas de blanco contribuye a ese look campero y rústico.

El asador de piedra y puertas en hierro

Un asador construido en piedra, con puertas de hierro negro se encuentra en un espacio cubierto, pero con acceso al exterior. Del lado de afuera, un espacio para guardar la leña, también con puerta de hierro negro continúa formando parte de este espacio.

Cortesía- Adhara Ojeda/ construarte.com.ve