El arte naif al mejor estilo de José Lugo

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

Fotos: Cortesía del artista

El talento para las artes plásticas es un don con el que nació José Lugo, quien sin necesidad de realizar estudios formales ha desarrollado una increíble carrera artística que inició a sus 17 años, de la manera más autodidacta. Ahora, con 39 años, el artista admite con orgullo sentir un gran alivio de haber considerado esas manifestaciones de amor por el arte que tuvo en un pasado.

Aunque Lugo es originario de Falcón, la inspiración para ser artista la obtuvo algunos kilómetros más lejos, en el Museo de Bellas Artes de Caracas, donde pudo admirar absolutamente maravillado un cuadro del famoso pintor Fernando Botero, y es lo que define como el acontecimiento que lo hizo tomar una decisión: dedicar su vida al arte.

El estilo de José Lugo 

Desde entonces, el arte figurativo expresionista es perfectamente combinado con el arte naif por este fascinante experto de la plástica. Su inevitable inclinación por ser autodidacta, lo ha llevado a convertirse en un digno representante de esa corriente artística caracterizada por la ingenuidad que permite plasmar los rastros de la infancia, denominada “naif”.

“El naif es un arte libre, en donde le doy vida a personajes que nacen de unas manchas, no realizo un dibujo o boceto previo. Además, siempre me ha llamado la atención lo religioso y la música, temas que trato con frecuencia en mis obras”, indicó Lugo, quien asegura que artistas del siglo pasado como Caravaggio, Velázquez, Goya,  Cézzane y Picasso, han sido grandes influyentes en su trayectoria artística.

 

Este talentoso pintor, inicia cada una de las piezas que se propone realizar valiéndose de su enorme fe en Dios. Y a esto, se le adiciona el importante proceso técnico que cumple para lograr un acabado óptimo en las obras de arte. En primer lugar, prepara la tela cruda para posteriormente pintarla con el manchado, y luego crea las imágenes que en un último paso, procura pulir con trazos de líneas o bordes en negro para definir las formas.

Para Lugo, pintar es una actividad placentera que disfruta hacer durante todo el día. Esta dedicación, ha sido premiada en distintas ocasiones con múltiples reconocimientos como el Premio Bienal de Churuguara, Premio Ciudad de Agua, Premio Jacobo Borges, botón al mérito MDBA, entre muchos otros.

“Mi objetivo es comunicar un mensaje que permita al espectador involucrarse profundamente con mi obra, hacerse parte de ella hasta que se pregunte ¿cómo lo hizo?”, expresó el artista acerca de aquello que pretende manifestar con sus magníficas piezas de arte.

“Cuando decidí ser pintor ya yo era un pintor”, JL.