Basílica de Nuestra Señora del Valle en Margarita

Crédito: Pinterest

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

La Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle reposa en el poblado homónimo, ubicado justo en medio de La Asunción y Porlamar. Es un pequeño templo en honor a la Virgen del Valle, patrona del estado de Nueva Esparta, los pescadores y la Armada. Cabe resaltar que su imagen resulta especialmente adorada en la Isla de Margarita. Por tal motivo, es uno de los santuarios más visitados de Venezuela. Cada año es frecuentada por cientos de fieles y turistas, pues es una edificación de visita obligada en la entidad.

Basílica de la Virgen del ValleCrédito: Mintur

Un templo de devoción

La arquitectura de la denominada Basílica Menor por el Papa Juan Pablo II, es refinada y sublime. Se encuentra enmarcada dentro del estilo neogótico, que tanto auge tuvo en Escocia y Reino Unido. De acuerdo a esto, su construcción data del siglo XVI. En un inicio era solo una pequeña capilla hasta que en el siglo XIX adquirió la apariencia que tiene en la actualidad.

El templo posee dos accesos principales a cada lado. Además, sus torres se componen por cuatro cuerpos con entradas y salientes. En su interior, destaca la presencia de arcos ojivales con pequeñas columnas adosadas. Dichas curvaturas, si bien por sí solas no representan a cabalidad el gótico, son un elemento característico. Asimismo, en toda la nave cuentan con grandiosos vitrales que también poseen forma ojival, en donde su entrada principal guía hacia un espacio de dos niveles.

Dentro del santuario, se respira paz y espiritualidad. A partir del mes de septiembre, se congregan numerosos devotos para rendirle honores a la Virgen del Valle. Llama la atención lo bien conservado que se encuentran sus alrededores. Además de visitar la basílica, el visitante deberá pasearse por las inmediaciones, donde se encuentran diferentes puestos de comida, artesanías y objetos religiosos.