Café: divina tentación

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

El café es una exquisita bebida que con su aroma inconfundible se ha vuelto fundamental en diversas actividades cotidianas: en el desayuno, después de almuerzo y hasta de merienda. Para unos es casi imposible iniciar el día sin tomar una taza de café; y para otros es necesaria la cafeína para mejorar el proceso intelectual.

Además, esta aromática bebida es la principal fuente de economía en distintos países productores de café; tomando en cuenta que es el líquido más consumido en el mundo después del agua.

Esto se debe, en parte; a que el café puede tomarse en distintas versiones y todas resultan interesantes al paladar. Aunque las maneras más habituales de consumirlo son con leche o negro; es común la añadidura de crema, leche condensada o chocolate. Asimismo, puede tomarse frío o caliente.

Por otra parte; el café es una bebida altamente estimulante que actúa de forma positiva en el organismo si no se excede su consumo. Sus maravillosos efectos sobre problemas de migrañas constantes son un ejemplo.

Aunado a lo anterior; los beneficios del café han sido aprovechados por años en la cocina. Y muchas preparaciones lo incluyen como ingrediente; tal es el caso del tiramisú que se realiza de la siguiente manera.

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 120 g de azúcar
  • 400 g de queso mascarpone
  • Cacao en polvo
  • 400 g de Plantillas (Lady Fingers)
  • 1/2 litro de Café Negro (para mojar las plantillas) endulzado a tu gusto
  • Un pedacito de chocolate negro rallado (opcional) para la última capa después del cacao

Preparación

Lo primero que haremos será separar las claras de las yemas de los huevos. Vamos a montar las claras con la batidora a máxima velocidad; y poco a poco agregando el azúcar hasta que estén a punto de nieve bien firme.  Esto lo vamos a reservar.

Aparte; batimos las yemas con la mitad del azúcar (60 g) con la batidora eléctrica hasta conseguir que se blanqueen y agregamos el queso mascarpone. Seguimos mezclando y cuando estén integradas le agregamos las claras a punto de nieve. Mezclamos delicadamente con una paleta poco a poco para que no se desmonten las claras. Listo, ya tenemos la crema de mascarpone y ya podemos armar el tiramisú.

Vamos a remojar las plantillas en el café que ya hemos endulzado a nuestro gusto, las vamos a remojar rápido una sola vez para que no se desmoronen. Colocamos una capa en el molde. Después de esto; agregamos una generosa capa de la crema de mascarpone y nivelamos con una cuchara o con una paleta. Añadimos cacao espolvoreado y repetimos: Otra capa de Plantillas, otra de crema y otra de cacao. Y así sucesivamente hasta armar varias capas. Finalizamos con cacao y rallamos un poco de chocolate negro.

Por último, lo metemos en la nevera al menos por 3 horas antes de servir para que se compacte un poquito.

Receta de www.lacocinadegisele.com