Cheesecake americano para seducir el paladar

Aunque muchos países tienen sus propias versiones de tartas de queso, el cheesecake americano es uno de los postres más emblemáticos de Estados Unidos y más populares. Hay cientos de variaciones, la neoyorkina, con chocolate blanco, cítricos con un toque de limón o naranja o incluso de chocolate o coco.

El queso crema estadounidense comercial moderno se desarrolló en 1872, cuando William Lawrence, de Chester, Nueva York, mientras buscaba la forma de recrear el queso francés Neufchâtel, accidentalmente ideó una forma de hacer un “queso no maduro” que es más pesado y más cremoso; otros productores de leche produjeron creaciones similares de forma independiente.

El cheesecake moderno viene en dos tipos diferentes. Junto con la tarta de queso al horno, algunas tartas de queso están hechas con queso crema crudo sobre una base de galleta desmenuzada, las versiones que llaman “no bake”.

Para un repostero principiante, puede sonar como algo intimidante. Pero en realidad este postre puede realizarse en casa sin mayores complicaciones, como lo demuestra la receta de Kristina Wetter.

Consejos

  • Use queso crema a temperatura ambiente. El queso crema frío es más difícil de mezclar y generalmente deja grumos.
  • Asegúrese de mezclar los ingredientes (menos los huevos) muy bien, eliminando posibles grumos en el queso crema.
  • Los huevos retienen el aire dentro de la mezcla, que podría elevarse y causar grietas. Por lo tanto, mezcle los huevos lo menos posible una vez que los haya agregado.
  • Para evitar grietas, se recomienda cocinar el cheesecake a baño de María, de acuerdo a ciertas recetas, esto también le dará una textura más aterciopelada.
  • Al finalizar puede decorarse con una capa de chocolate, o mermelada de fresas o fresas en almíbar, todo depende del gusto de cada quien.

Ingredientes

Para la base

  • 24 galletas dulces en trocitos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de mantequilla

Para el relleno

  • 500 g de queso crema
  • ¾ taza de azúcar o una lata de leche condensada
  • ½ cucharadita de vainilla
  • 3 huevos
  • ¾ taza de gotas de chocolate blanco o 120 g.
  • 1 barra de chocolate blanco para hacer los rulitos

Instrucciones

cheesecake

  1. Precalienta el horno a 325º F / 160º C.
  2. Mezcla los trocitos de galleta con el azúcar y añade la mantequilla.
  3. Forra el fondo del molde con la mezcla, utilizando la palma de la mano dentro de una bolsita plástica.
  4. Hornéala durante 10 minutos, retírala del horno y déjala enfriar.
  5. Reduce la temperatura a 300º F / 150º C.
  6. Para hacer el relleno, bate el queso crema con el azúcar y la vainilla hasta obtener una mezcla homogénea. Agrega los huevos uno a uno. Es importante que cada uno esté bien integrado antes de añadir el siguiente.
  7. Incorpora las gotas de chocolate blanco y vierte la mezcla en el molde, sobre la base horneada.
  8. Hornea durante 40 minutos o hasta que el centro esté firme. Refrigera durante tres horas en la nevera o durante toda la noche.
  9. Prepara los rulitos de chocolate blanco utilizando el pelador de papas y con ellos decora.