Churuatas, elementos distintivos de las playas

Churuatas
Crédito: Pinterest

Las churuatas son herencia de los piaroas. Se trata de una especie de choza en la que hacían vida múltiples familias además de distintos tipos de actividades. Los indígenas del Amazonas, que aún reivindican la arquitectura de los ancestros, las usan como viviendas, iglesias o centro de reuniones.

Actualmente, se han transformado en una singularidad propia de la arquitectura venezolana, que ha expandido sus fronteras hasta llegar a más allá del Atlántico. Se caracterizan por bases redondeadas, techos de palma y pilares de bambú o madera que hacen las veces de soportes, pues carecen de paredes.

Son varios los nombres que reciben estos distintivos establecimientos. En realidad, parecieran adaptar su denominación a la zona geográfica en que se encuentren. Las también llamadas caneyes o kioscos, se han popularizado en diferentes entornos. En la actualidad, están presentes en clubes, casas de campo, jardines y, sobre todo, en las playas.

Las hojas de palma como techo

Tan pronto las costas empiezan a asomarse, resalta la presencia de estos singulares puestos que adornan el camino. Las churuatas se han vuelto un decorado tan indispensable como funcional de las playas y zonas aledañas, que han adoptado como propio el ingenioso y hasta estético uso de las hojas de palma como techo.

Churuatas
Crédito: La Patilla

Las churuatas tienen un estilo fresco y natural. Adondequiera que estén, recuerdan al Caribe, dado que tienen un aire tropical innegable. Por la carencia de barreras, dan la sensación de espacio. Brindando, por supuesto, mayor visibilidad, pues no obstaculizan de ningún modo la vista hacia la playa. Por el contrario, la complementan.

Además, constituyen una gran alternativa para cubrirse un poco del sol cuando estamos cansados de broncearnos. También actúan como un resguardo perfecto para aquellos que prefieren disfrutar de un día en la playa sin bañarse en el mar. En estos casos solo hace falta una hamaca para contemplar las hermosas vistas que regala el océano infinito.

Así que si estás pensando en agregarle una churuata a tu piscina o casa en la playa, ¡no se diga más! Las churuatas son perfectamente adaptables a cualquier entorno donde se busca realzar el aire libre. Lo único que te hará falta será escoger los artículos con los que pretendes decorarla. Y recuerda: los detalles marcan la diferencia.