Claraboyas: el uso de luz natural para iluminar en casa

Claraboyas
Crédito: Abitare Decoración

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

Ganar luz natural responde a necesidades funcionales antes que estéticas. Las ventanas, por supuesto, además de lucir increíblemente bien, permiten una iluminación sin costo alguno. De acuerdo a esto, mientras más luz solar se deje entrar, la habitación requerirá una inversión mucho menor en luz artificial. Pero más allá de eso una correcta iluminación es capaz de resaltar características específicas en un espacio, así como disimular otras menos favorecedoras. De cualquier modo, aquí es donde las claraboyas entran en juego.

Las claraboyas reciben distintos nombres. También son conocidos como lucernarios y tragaluces. Son ventanas depuestas en el techo que se aprovechan de las pendientes del tejado. Por lo general, se usan en los interiores de las casas, en las habitaciones que cuentan con una planta elevada. De acuerdo a esto, en el mercado existen toda clase de claraboyas. Algunas cuentan con forma circular o cuadrada, otras tienen apertura telescópica y hasta con rejilla anti-intrusión.

Crédito: Abitare Decoración

Un elemento decorativo y romántico

Las claraboyas, más allá de iluminar una estancia, son perfectas para admirar el cielo en todo su esplendor. Por si fuera poco, la luz del día no solo le hace un favor a las estancias, sino que contribuye con el bienestar psicológico de las personas. Según esto, la luz natural del sol es completa y absolutamente necesaria para una vida saludable. No solo eso, es una alternativa ecoamigable, pues es una fuente de energía limpia y renovable.

Los hogares que no disponen de un patio, tienen la posibilidad de observar una noche llena de estrellas desde la comodidad de casa. No obstante, si aún no estás seguro si son una apuesta indicada para ti, no queda más que echarle un vistazo a varias opciones que seguro terminan de convencerte.

Fuente: Abitare Decoración
Crédito: Pinterest
Crédito: Abitare Decoración