¿Cómo elegir lentes, según mi tipo de rostro?

Lcda. Victoria Bracho

Elegir lentes puede ser todo un dilema cuando no sabes cuáles son los que más te pueden favorecer. Quizás encuentres un modelo que te guste mucho, pero al probártelo te des cuenta que hace que tus mejillas se vean con más volumen, tu frente se vea más amplia o acentúe un ángulo poco favorable.

La clave para  hacer exitoso ese momento de elegir los lentes perfectos para ti, se encuentra en identificar tu tipo de rostro. Este será el punto de partida. La forma de su rostro es un factor significativo para que le quede bien un estilo específico de lentes.

Los lentes ya sea de medida o de Sol se han convertido en un accesorio muy importante, sobre todo para proteger nuestros ojos o para rectificar algunas complicaciones visuales. Además es importante acotar que actualmente es una tendencia y que los lentes de contacto han quedado un como al olvido. Por ello en el siguiente artículo ofrecemos algunos consejos para el momento de la elección de esos lentes.

¿Qué forma tiene mi rostro?

Para determinar la forma del rostro y los estilos de gafas que se verán mejor en usted, retire el cabello de su cara y mírese directamente al espejo. Observe cuidadosamente la forma general y los contornos de su rostro y cabello. Existen varios tipos de rostro, ellos son:

Rostro Ovalado:

se caracteriza por tener la frente es un poco más ancha que el resto de la cara, los pómulos tienden a ser estrechos y la línea de la mandíbula es reducida. Si tienes este tipo de cara te irán bien los lentes que cubran tus cejas y abarquen la parte superior de tu rostro de manera amplia. Puedes usar marcos cuadrados o redondeados.   Tienes la suerte de poder escoger colores profundos o claros, según como prefieras.

Rostro de forma de corazón:

Este tipo de rostro se caracteriza por tener la frente más ancha, los pómulos son bastante marcados y la barbilla termina en punta. Tu mandíbula debe ser pequeña y poco pronunciada.  Para este tipo de rostro te favorecen los lentes ovalados que ayudan a equilibrar la forma natural de tu cara. También puedes usar lentes grandes y cuadrados, siempre que no superen el marco natural del contorno de tus ojos. 

Rostro cuadrado:

cómo elegir lentes

El contorno del rostro no es muy largo, pero es ancho en todos los puntos al igual que la frente.  Los pómulos son marcados. Si te identificas con estas características físicas, se recomienda los lentes redondeados u ovalados y marcos que suavicen las formas angulosas y marcadas del rostro. 

Rostro Redondo:

cómo elegir lentes

Se identifican por la falta de líneas fuertes y ángulos. Al buscar un par de lentes, tu objetivo deberá ser contrastar las curvas naturales de tu rostro, lo que hará que éste se vea más delgado y alargado. Las monturas con un puente transparente y los rectangulares, más anchos que profundos, también pueden constituir buenas opciones.

Rostro Triangulo:

La forma de rostro de triángulo sobre su base presenta una frente angosta y se ensancha en las zonas de los pómulos y el mentón. A fin de ensanchar y dar énfasis al tercio superior angosto del rostro, pruebe armazones de colores fuertes y detalles en la mitad superior (cejas) del armazón. Las gafas con forma agatada también pueden ser una buena elección.

cómo elegir lentes

Ahora ya sabes como elegir tus lentes. Si te toca un cambio de lentes, pues toma la decisión correcta basándote en tu propio rostro.