Crema de champiñones para paladares exigentes

Prepara una rica crema de champiñones
Cortesía de Venezuela Tuya

Seguro que más de una vez le has puesto el ojo a esos interesantes hongos comestibles en el supermercado y no los has comprado porque no has tenido idea de qué preparar con ellos. Los champiñones son versátiles. Es posible preparar platos muy elaborados como una pasta con vino blanco hasta una sabrosa crema. Además, son una alternativa excelente a la gastada receta de sopa de vegetales. Atreverse a innovar en la cocina es atreverse a sorprender a tus comensales. ¿Por qué no apostar por la crema de champiñones?

¿Qué necesitas para la crema de champiñones?

  • 100 g de ajo porro
  • 100 g de cebolla
  • 800 g de champiñones
  • 1,5 l de caldo de verduras, pollo o carne
  • 200 ml de leche evaporada (o nata para cocinar)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

No, no son necesarios demasiados ingredientes. ¡Se trata de una receta simple!

¿Cómo se hace la crema de champiñones?

  1. Limpia y corta en finos trozos el ajo porro y la cebolla. Sofríelos en una cazuela con una pizca de sal y aceite de oliva. Cuando esté blando y un poco dorado, resérvalos.
  2. Lava bien los champiñones y pícalos en tiras delgadas. Para limpiar los champiñones puedes ayudarte de un paño húmedo.
  3. En una sartén con dos cucharadas de aceite a fuego fuerte, añade los champiñones. Procura que no estén demasiado juntos o apiñados entre sí. Añade sal y pimienta. Cuando se pongan dorados agrégalos al sartén que contiene el ajo porro y la cebolla. Recuerda dejar unas pocas rodajas para adornar el plato al final.
  4. Añade el caldo a la cazuela y cuando esté hirviendo reduce el fuego para que se cocinen por unos 15 minutos.
  5. Tritúralos con una batidora o licuadora, agrega la nata o leche evaporada y prueba si está bien salpimentada.

¡Y listo! Llegó la hora de comer. ¡Buen provecho!