Desayunos ligeros para nuestra rutina diaria

Carolina Zambrano

Si hay algo bien conocido es que el desayuno representa la comida más importante del día, debido a que él otorga a los seres humanos las energías y vitaminas que sirven para llevar a cabo nuestras tareas cada semana. Actualmente se ha hecho común la costumbre de dejar a un lado el desayuno por motivos de rutina, de falta de tiempo o estrés, sin embargo, esto no hace más que perjudicar nuestro rendimiento y facilitar a que el organismo funcione de manera incompleta. Por ello, médicos y nutricionistas recomiendan no saltarse esta comida dentro de nuestros hábitos alimenticios.

Si bien no evitar el desayuno es fundamental también lo es seleccionar correctamente los alimentos que vamos a ingerir durante esta comida. De nada vale desayunar si nuestra ingesta incluye alimentos perjudiciales con altos contenidos de grasas, carbohidratos y pocas proteínas.

Hoy día no hay excusas para procurar una alimentación balanceada que nos ayude a llevar un estilo de vida más sano. A continuación les ofrecemos algunas alternativas de desayunos ligeros que le llenaran de salud y energías su día.

Omelet de vegetales con una taza de moras: La omelet es la famosa tortilla francesa que se elabora con al mezclar dos claras de huevo, una yema, espinaca, cebollas y pimentón en juliana. Lo ideal es acompañarla con dos rebanadas de pan tostado y una taza de moras, fruta altamente recomendada por sus propiedades antioxidantes.

Pan integral con mermelada ligera: Este es un tipo de desayuno sencillo y práctico, recomendado para aquellas personas que llevan un ritmo de vida acelerado. Escoja el sabor de la mermelada según su gusto y acompañe el pan con una taza de leche descremada, un vaso de jugo de naranja y como fruta un kiwi.

Yogurt ligero con cereales integrales: Un alimento clásico y saludable en las dietas para bajar de peso es el yogurt, acompáñelo con cereales integrales, tres rebanadas de piña, un puñado de almendras y una infusión de té rojo.

Ensalada de frutas con granola o almendras: Si usted es amante de las frutas no puede negarse a incluir este alimento en su dieta. Le aconsejamos acompañarlo con granola o almendras, yogurt natural, 5 galletas integrales, té y jugo de fresa sin azúcar.

Sándwich integral con pechuga de pavo: Los carbohidratos son necesarios como fuente de energía para el cuerpo; inclúyalos en su alimentación siempre y acompáñelos con al menos una proteína como la pechuga de pavo o atún. Le aconsejamos consumir durante este desayuno una taza de piña y café con leche descremada.

Estas son algunas alternativas que usted podrá escoger sin desea comenzar una dieta más sana al iniciar el día. Recuerde que es vital comer despacio y masticar adecuadamente para lograr una digestión más sana y una absorción correcta de los nutrientes de cada alimento.