Duchas en el exterior

Estamos acostumbrados a que las duchas estén, exclusivamente, en el interior de nuestro hogar. Parece razonable, normalmente solemos ducharnos en la intimidad de 4 paredes. No obstante, esa moda de colocar duchas en el exterior nos gusta. Y es que no somos conscientes de lo funcionales que pueden ser estos espacios, además de poder crear rincones realmente agradables.

No estamos inventando nada, las duchas exteriores existen hace mucho, aunque normalmente se limitan a esas que se colocan junto a las piscinas. Con un diseño bastante sencillo

¿Por qué no ducharse en el jardín? Rodeados de plantas y vegetación, aunque sólo sea para darnos un refrescante chapuzón vestidos con nuestros trajes de baño.

TIm 35mm 3

Además, es perfectamente funcional si estamos trabajando en nuestras plantas, cortando el césped o incluso tomando el sol, sin hablar de que podrían ser el cuarto de baño perfecto para que nuestras mascotas pudieran disfrutar de un buen baño estival.

Se trata de propuestas diferentes, llenas de color, con diversos materiales, combinaciones arriesgadas con azulejos, piedras y plantas. Duchas cerradas o abiertas. Grandes duchas con forma de cascada o hilitos de agua sutiles que caerán sobre nosotros para refrescar nuestro cuerpo y alegrar el alma.

Aunque evidentemente el diseño dependerá de nuestros gustos, en este artículo compartimos algunos ejemplos que nos han encantado. Debemos intentar ser imaginativos e inspirarnos en esta pequeña muestra.

Eso sí, hay algo muy importante a tener en cuenta, las duchas deben colocarse en una superficie que no resbale. No es necesario poner un soporte de ducha si no queremos, pero debemos escoger azulejos o piedras que no sean demasiado resbaladizas, pues nos interesa evitar cualquier tipo de accidente.

Redacción-cortesía/ redaccion@construarte.com.ve