FRANCISCO BUGALLO

Fuente:
http://enter-art.com/bugallo/
https://twitter.com/fcobugallo
http://www.franciscobugallo.com/portfolio-gallery1.html
Francisco Bugallo (Caracas, 1958) ha dedicado gran parte de su trabajo creativo a la revisión analítica del arte occidental desde el Renacimiento hasta los movimientos artísticos de vanguardia que surgieron durante el siglo XX. Un proyecto comprometido con hacer “buena pintura”, ha permitido a la artista para reinterpretar el “clásico” con una visión contemporánea basado en el rigor conceptual y técnica que caracteriza toda su obra. Dentro de esta línea de investigación, evoluciona en el uso y experimentación de recursos y materiales sin cambiar el objeto de estudio. Después de las excelentes versiones pictóricas realizadas en el Renacimiento, Barroco y Neoclasicismo Europea-Raphael, Uccello, Botticelli, Mantegna, Velázquez, Ribera, Zurbarán, Goya, Ingres, etc.- se desarrolla “Imagen y semejanza” (1999) y “Al final de … el Juicio “(2008), recreaciones artísticas monumentales inspiradas en” la balsa de la medusa “por la relación dialógica -en Géricault con” Cristo yacente “de Holbein y el” Juicio Final “de Miguel Ángel, respectivamente, dominado por la idea de la fragmentación y de la mezcla y montaje de materiales -algunos reciclado del mismo para articular una narrativa a la par con los fundamentos teóricos de la posmodernidad.
Sobre la base de los mismos temas pero con nuevas inquietudes y búsquedas estéticas, Bugallo decidió explorar las posibilidades expresivas en el campo del arte por medios tecnológicos y por lo tanto penetrar en los sistemas informáticos complejos que sirven como plataforma para revelar los objetivos que guían su estudio más reciente. A partir de un catálogo que incluye el trabajo de Impresionismo, neo-impresionismo y el fauvismo, además de Monet, Van Gogh y Sorolla, entre otros, trata de «rehacer» pinturas originales con programas digitales que facilitan la creación de réplicas, que incorpora las características de impresión de pantalla de seda ; tal como varias capas separadas de la determinación de “pinceladas” en el resultado final. En este sentido, el modelo se transforma de acuerdo a los intereses del artista, que añade diferentes texturas, capas y colores -con diversos grados de contraste y la intensidad asistida por la tecnología digital. En este proceso, él apuesta a la «impresión lenticular» técnica, como un mecanismo para combinar láminas de plástico especiales con imágenes entrelazadas para producir la ilusión de profundidad, movimiento y efectos tridimensionales (3D), y modificar las condiciones de percepción. Con estas experiencias Bugallo amplifica el alcance de su propuesta de crear una obra “polémica”, que refleja el contenido, prácticas, estudio de factibilidad y cuestiones inherentes a la historia del arte desde la perspectiva actual.
Luis Velázquez