Ica: hogar del pisco, el buen vino, música afroperuana y la Huacachina

Dunas e inmenso desierto trazado de enigmáticas figuras, como las Líneas de Nasca, y transformado en campos fértiles por culturas del pasado. Tierra de valles, sol, playas y Reservas Naturales pobladas de una generosa variedad de especies de flora y fauna. Ica: hogar del pisco, buen vino, música afroperuana y la Huacachina, pedazo de vida en el corazón de un manto de arena peruana.

Dunas de Ica, más de un motivo para disfrutarla

Las dunas de Ica constituyen un área de la costa peruana que se ubica sobre una franja de ancho variable de la planicie del desierto costero del Pacífico sudamericano central, que limita con la ribera del mar de Grau por el oeste y los Andes peruanos al este.

Estos cúmulos de arena llamados dunas o médanos se asientan sobre llanuras y planicies desérticas que se presentan como un escenario natural ideal para la práctica de deportes como el automovilismo todo terreno, que tiene el Rally Dakar a su máximo exponente, y deportes de aventura como el sandboard, el parapente, las carreras pedestres como el maratón des sables. Allí también se realizan paseos turísticos en vehículos tubulares que permiten apreciar la belleza del desierto iqueño.

Las dunas y el desierto de Ica son desde el año 2012 el escenario escogido por la organización del Dakar debido a sus privilegiadas condiciones geográficas para la competencia de rally más exigente y famosa del planeta.

Reserva Nacional de Paracas

Un atractivo natural muy importante y con un creciente registro de visitantes es la Reserva Nacional de Paracas, que posee una superficie total de 335,000 hectáreas y fue creada como área natural protegida por el Estado, el 25 de setiembre de 1975, para proteger muestras representativas de nuestros ecosistemas marino-costeros.

Está localizada en el kilómetro 245 de la Panamericana Sur, vía completamente asfaltada, y se puede llegar allí en un tiempo aproximado de cuatro horas. Además, a pocos kilómetros se encuentra la ciudad de Pisco, donde se puede pernoctar

Si bien después del terremoto de agosto del año 2007 ya no se puede apreciar la formación rocosa denominada “La Catedral”, se puede gozar de una belleza paisajística única que se complementa con una buena oferta gastronómica y reparadores baños en las magníficas playas de la reserva. Para los observadores de aves constituye un escenario extraordinario y singular, así como para aquellos que disfrutan de caminatas y de la aventura en escenarios naturales.

La Reserva Nacional de Paracas es un lugar privilegiado en el litoral peruano para el turismo de naturaleza, porque alberga una gran diversidad biológica, en especial en la parte marino-costera. Se estima que existen 216 especies de aves, 36 de mamíferos, 10 de reptiles, 168 de peces y un gran número de invertebrados, que son parte inicial de la cadena trófica de este importante lugar.

Un oasis llamado Huacachina

El oasis de la Huacachina, se encuentra muy cerca de la ciudad de Ica a unos 10 minutos aproximadamente si vas en mototaxi.

La laguna posee todos los atractivos turísticos de un lugar náutico: barcos a pedal, paseos en canoas…  Aclarando que la laguna debe medir 400 metros de largo por 200 metros de ancho. Huacachina posee un malecón que hace fácil el recorrido. Durante la caminata se pueden observar las decenas de restaurantes, bares, hoteles y agencias turísticas y también la laguna por supuesto.

El lugar posee una bonita leyenda indígena, que habla de una princesa que se convirtió en sirena llamada Huacca – china, que quiere decir “la que hace llorar”. Por ello una fuente en forma de sirena adorna el lugar.

Hermosa y productiva

Este año el Perú se encuentra trabajando en la apertura de mercados internacionales para 193 productos agrícolas, tal y como ha dado a conocer el ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo, durante una visita de trabajo que hizo a Ica para inspeccionar fundos y empacadoras que trabajan en la agroexportación.

En 2017, el Perú exportó 521 productos agrícolas a 148 países, siendo los principales destinos Estados Unidos, la Unión Europea (Alemania, España y Holanda) y los países de la Comunidad Andina, seguido por Hong Kong, China, Chile y Canadá.

En los últimos ocho años, las agroexportaciones pasaron de sumar US$ 3,398 millones en 2010 a US$ 6,255 millones en 2017. En términos de volumen se pasó de 2 millones de toneladas en 2010 a 3.4 millones de toneladas en el último año.

Cabe resaltar que la política de promoción de las exportaciones agrarias del Perú ha apuntado a abrir mercados en Asia. En tal sentido, Malasia hace poco autorizó el ingreso de cítricos peruanos, tras confirmar el cumplimiento de las exhaustivas medidas de seguridad en las áreas de empaque para exportación de frutas en las regiones de Lima, Ica y La Libertad.