Ideas y consejos para decorar una tienda

Crear secciones dentro de la tienda y organizar los muebles de la manera que los clientes puedan imaginarlo en casa, utilizando librerías bajas y pantallas plegables como separadores, esta es una de las alternativas en lo que se refiere al diseño de interiores de una tienda.

Aprovechar al máximo una pequeña tienda minorista significa ser estratégico sobre cómo diseñar el espacio y organizar su mercancía. Aquí hay otras siete formas simples y asequibles de maximizar un pequeño espacio comercial:

  1. Pintar una pared de acento. Pintar una pared con un color llamativo es una forma asequible y efectiva de no solo darle más sabor al espacio, sino también de hacerlo lucir más grande. Una pared de color llamativo crea la ilusión de retroceder en el espacio. Poner tela o papel tapiz con estampados coloridos en una de sus paredes es otra forma de lograr el mismo efecto, al tiempo que agrega texturas y patrones llamativos a su tienda.
  2. Cree efectos similares a ventanas, pueden abrir un espacio pequeño y hacer que parezca más grande. Colgar cortinas alrededor de espejos altos y delgados es otra forma de crear un efecto de ventana.
  3. Piensa verticalmente. Mostrar los artículos en varios niveles maximiza el espacio y es visualmente atractivo para los clientes. Colgar estanterías en diferentes niveles es la manera más fácil de lograr este efecto. También puede montar cortinas y otros elementos desde el techo hasta el piso para levantar la vista y crear la sensación de un espacio más grande.
  4. Evite una apariencia desordenada. Una opción para la composición visual puede ser usar colores neutros, como marfil y gris para muebles y artículos más grandes. A continuación, acentuar el espacio con elementos más pequeños de colores brillantes, como jarrones y almohadas. Igualmente, debe intentar no amontonar su mercancía demasiado cerca.
  5. Muévase más allá de la estantería. Las estanterías pueden ser una forma muy efectiva de aprovechar al máximo el espacio de su pared, pero también puede encontrar formas más creativas que ahorran espacio para exhibir productos. En lugar de una caja de piso grande para joyas y otros artículos pequeños.
  6. Use estanterías abiertas como separadores. Seccionar áreas de una pequeña tienda es un reto, pero las estanterías altas y abiertas pueden ser una forma efectiva de dividir el espacio, así como exhibir productos y crear una sensación de amplitud. Las librerías abiertas también son flexibles, permitiéndole cambiar tanto el diseño como la mercancía fácilmente.
  7. Ilumine tu espacio de diferentes maneras. La iluminación es importante en cualquier tienda minorista, pero es particularmente crítica en espacios reducidos. Si un rincón de su tienda no está bien iluminado, ese espacio es tan bueno como la pérdida. Una recomendación es utilizar una combinación de luces de seguimiento, lámparas, apliques y luces de imagen. Esta mezcla no solo asegurará que todo el espacio esté bien iluminado, sino que también agregará estilo y variedad.

Fuente: Entrepreneur