Ideas para decorar el cuarto de tu bebé

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

¿A quién no le emociona la llegada de un bebé? por más inesperada que sea la noticia, siempre es un placer ver cómo crece la familia, pero mejor aún es recibir a ese nuevo integrante en un ambiente de armonía y tranquilidad. Y en este escenario, el cuarto es fundamental, debido a que es el lugar en el que el bebé pasará gran parte del tiempo, incluso al ir creciendo.

Para aumentar la ilusión, los padres aprovechan los primeros meses del embarazo para planificar la decoración del espacio que pertenecerá al bebé, entran en juego distintos gustos, estilos y colores que al final darán ese toque único a la habitación.

Si es varón…

Para los cuartos de varones hay múltiples opciones, es común elegir colores azules y verdes  que al combinarlos con el blanco u otros tonos pasteles se obtiene una decoración maravillosa, típica de niño. Aunado a esto, se puede elegir una decoración “natural o rústica”, que para el bebé puede resultar perfecta, en este caso los tonos beige y marrones son protagonistas, así como los adornos en paredes que asemejen árboles y bosques, sin olvidar la presencia de los tiernos peluches de animales que forman parte de esta vida natural.


Si es niña…

Por otra parte, el rosado ha reinado por años como color característico de las niñas. Y es que al ser un color tan funcional, se adapta con facilidad con cualquier decoración, ya sea rústica, elegante o tierna. Por ejemplo, al combinarlo con blanco el resultado va a ser armónico y tradicional, mientras que si se combina con negro o dorado le dará a la habitación un toque de elegancia. Sin embargo, algunos decoradores se inclinan por lo no tan clásico y se arriesgan a utilizar colores más alegres como lo es el amarillo, el naranja y el morado, cunas modernas, paredes con dibujos excepcionales, mecedoras originales y un sinfín de juguetes para que la bebé se sienta cómoda.

Si elegiste no saber…

Sumado a esto, hay muchos padres que prefieren no saber el sexo del bebé hasta el día de su nacimiento. Esto que se vuelve cada vez más común, obliga a decorar la habitación de forma unisex, y para ello se ponen en práctica distintos estilos. Uno es el clásico, en el que se utilizan muebles antiguos en tonos bronces y dorados, que pueden ser combinados con otro color dependiendo del caso. Además, está el decorado de figuras geométricas, siendo bastante neutral para ambos sexos y no presenta limitantes en cuanto al uso de colores. Otra opción, es el blanco, que siempre impartirá ternura y encaja perfectamente para niño o niña.

Existen muchos otros estilos de decoración para habitaciones de bebés, pero sin duda, lo principal es añadir ideas propias que otorguen originalidad a ese espacio tan importante.