¡Incluye el rojo en la decoración de tu casa!

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

El rojo es el color de la pasión, la energía y la sangre. Es capaz de producir una sensación de vitalidad, además de un espacio iluminado si se incluye en la decoración del hogar.

Si bien es cierto que este color vibrante puede aportar distinción y elegancia; no es recomendable excederse con su uso porque puede terminar siendo agobiante. Lo ideal, es combinarlo con colores capaces de neutralizar su efecto electrizante; como el blanco, gris y negro. Además, la madera y el acero inoxidable son materiales que armonizan a la perfección con el rojo.

¿En la habitación, sala o cocina?

Por otra parte, dependiendo de la tonalidad, el rojo se adapta mejor a unos lugares que a otros. Si por ejemplo; se pretende decorar un dormitorio, los tonos más claros de este color son los que otorgarán la sensación de tranquilidad.

Mientras que; para la cocina o la sala puede implementarse un tono más intenso, que ayudará a crear un espacio luminoso; gracias a que los colores cálidos absorben la luz.

Para evitar los excesos, lo más conveniente es que el rojo vaya en detalles. Es decir, en lugar de pintar todas las paredes de la casa de color rojo; pintar una sola dará ese toque distintivo. La otra opción, que ha sido tendencia por un buen periodo, es decorar los espacios incluyendo objetos en color rojo.

Una alfombra, las sillas del comedor, un mueble, un sillón, cuadros; obras de arte y otros elementos que sirven de accesorios; son muchas veces los elegidos para añadir este vibrante color en la decoración de la casa. A continuación algunos ejemplos: