La importancia de la planificación urbana

 MARIO G. FIERRO B. (Dr. Ing. Civil)/mfierrob@gmail.com

  1. LOS PLANES DE ORDENACIÓN URBANA.

En los últimos meses en nuestro país, hemos sufrido el embate de la construcción desordenada y descontrolada de viviendas. Siendo un objetivo político, se expropia a propietarios de talleres, estacionamientos, parcelas vacías sin uso aparente y cuanta tierra útil se le atraviese… De allí la intención de este artículo que pretende hacerle saber a la comunidad la importancia que tiene la planificación, el ordenamiento del territorio y otros aspectos técnicos, para que se pueda comprender que, respetando estos instrumentos se obtienen mejores y mayores resultados. No nos oponemos a que se hagan viviendas, y muchas;  nos oponemos al desorden, a la ineficiencia y a la inmadurez del entendimiento, en el sentido que quienes al final pagarán las nefastas consecuencias serán las próximas generaciones. Paso a explicar todo o parte, del procedimiento  de un plan…

inundacion-por-rio-desbordado

  • Cuando hace treinta años fui director de Mindur-Carabobo (Ministerio de Desarrollo Urbano), recuerdo que lo primero que se hizo fue una aerofotogrametría, es decir una recopilación fotográfica aérea del territorio objeto del estudio (Valencia-Guacara), luego un geógrafo y varios  urbanistas y arquitectos se encargaron de ordenar el material, según los sectores de interés, tales como: clasificación detallada de los suelos, desarrollo urbano (viviendas, comercios, etc..), áreas para la recreación, edificios públicos y educacionales, trazado de la red vial urbana, transporte público, localizar las redes de acueductos, cloacas y drenajes, áreas de equipamiento general, identificación de las áreas de desarrollo progresivo (por etapas) y las no controladas, ir definiendo las zonificaciones (variables urbanas), áreas privadas afectadas por el plan, zonas sísmicas, zonas de sembradío, plazos de ejecución del plan (mínimo veinte años), entre otras. Para hacer este trabajo debe considerarse una serie de factores primarios como son las leyes (Constitución, Leyes Orgánicas, Leyes Ordinarias, Leyes Estadales, Ordenanzas Municipales, entre otras) además  tener presente los planes de ordenamiento: Nacional,  Regional y Local y, los complementarios, como las  resoluciones, decretos, acuerdos y normas. El todo considerando conceptos fundamentales tales como: crecimiento de ciudades, usos de los suelos, espacios libres de recreación y deportes, servicios de equipamientos, sistema de servicios de infraestructura, sistema de vialidad urbana primaria, áreas de protección y seguridad, actuaciones urbanísticas,  propuestas económicas y financieras… Mientras tanto, se mantienen las comunicaciones con los Organismos Nacionales, Estadales y Locales, con una rutinaria y constante consulta casi diaria, con el objeto de actualizar  el trabajo, teniendo presente las distintas dimensiones: culturales, sociales, políticas, económicas, tecnológicas y funcionales. Haciendo  de la planificación un proceso dinámico y continuo  de toma de decisiones  a corto, mediano y largo plazo.   De aquí nace el denominado “P.O.U.” (Plan de Ordenación Urbanístico), ahora llamado “P.O.T.” (Plan de Ordenación Territorial). Y de éste derivan los Planes de Desarrollo Locales, denominados “PEDUL”, en el que se establecen las “Variables Urbanas” que definen zonificación (Asistencial, Educacional, Comercial, Deportivo, Residencial, Parque, Industrial, entre otros), altura, porcentajes de ubicación y construcción, retiros,  protección  ambiental  (topografía, líneas de alta tensión, recursos hídricos, suelos, área inundables, aeropuertos, entre otros), entre otras…
  • He querido hacer solamente un esbozo de todo el trabajo arduo y complejo  y aspectos a tomar en consideración  para lograr un eficiente instrumento para el desarrollo armónico de un territorio, en el cuál intervienen muchísimos profesionales entrenados y preparados para tal trabajo… Un desarrollo de viviendas  carente de todo lo indicado, está destinado al fracaso. Por mencionar un solo elemento fundamental: los servicios, sin los cuales, o improvisados,  el proyecto  es incompleto y genera  infinidad de problemas.
  • Es obvio que no se puede hacer un desarrollo habitacional de forma improvisada, abrupta o descontrolado,  por el solo deseo de obtener resultados inmediatos con decretos u otros instrumentos de emergencias; lo que deriva es el caos,  un desorden incontrolado (véase los barrios, las chozas, las invasiones, entre otros) que desemboca en lo que vemos a diario:  insalubridad, suciedad, desorden, violencia, caos, malandraje, sin parques, escuelas, zonas verdes u otros servicios indispensables cercanos o previstos,  para que la gente mejore su calidad de vida.
  • De allí la importancia de la planificación; lleva tiempo pero los resultados compensan ampliamente la espera, paciente y segura de un porvenir mejor.