La versatilidad artística de José Cabrera

Karina A. Blanco-Uribe T. / Fotos: Cortesía del Artista

José Cabrera, define el arte como: “la transmisión de sentimientos de persona a persona a través de la metamorfosis de los elementos”.  Como artesano, orfebre y escultor, la óptica artística de Cabrera se conforma por una mezcla de materiales únicos que unidos, hacen piezas realmente especiales; su fuerte es la Joyería Artesanal y el Arte Popular; ambos inspirados en Dios, en la mujer y en Venezuela son la receta perfecta para que este artista pueda llamar a sus creaciones: arte.

A sus 44 años de edad José cumplió, lo que siempre quiso hacer, crear, de chico su gran aspiración siempre fue ser artista, luego de haber estudiado Comercio Internacional y tener mucho tiempo libre el autor pudo reencontrarse con su verdadera pasión y darse cuenta de que sigue siendo el mismo pero un poco más viejo.  Su carrera profesional y su oficio en la actualidad son como el agua y el aceite, sin embargo gracias a la estabilidad conseguida por su profesión “Carajo” pudo concentrarse en su pasatiempo favorito, la creación y la transformación de distintos componentes. Este viaje dio inicio con un curso de pintura dictado por Magalys Suarez,  ella y Mayela (su hermana) quién se dedicaba a tallar, depositaron todo el conocimiento requerido por Cabrera para dar comienzo a la orfebrería y la escultura.

La madera, el material inicial con que el que Cabrera inicia su carrera como artista, se convirtió después en solo un complemento, en el año 2007 comenzó a tallar palos de escoba; después en el año 2014 incursiona en la orfebrería  para enriquecer sus piezas artesanales, lo que en la actualidad es su oficio principal y la madera paso a ser un accesorio para el metal. El entusiasmo que mueve a José por este nuevo mundo en el que está adentrándose, es  la capacidad todo el tiempo que tiene por la necesidad de aprender y mejorar cada vez más.

Sus influencias, sin duda alguna, han sido profesores y compañeros que lo han acompañado a lo largo de este increíble viaje, gracias a los conocimientos adquiridos y charlas casuales “Carajo”, ha podido expandir sus conceptos: “en la orfebrería la mente de un hombre hace una diferencia sustancial” el eterno soñador y romántico, realiza un homenaje a la mujer con cada pieza  que lleva su sello personal.

La materia es eterna y debemos darle una segunda oportunidad, me encanta reusar sin aferrarme a su valor” son palabras del autor; su intención en cada creación es transmitir una severa crítica social, modernizando el concepto de arte popular y dándole una segunda oportunidad a materiales y elementos. El mayor premio que ha podido recibir es la aceptación y el apoyo del público en la adquisición de sus piezas, la exclusiva participación que ha tenido exponiendo sus obras en grupos selectos de expositores lo animan en seguir adelante con su trabajo.

 

Cabrera y sus obras

Todas las obras José Cabrera, intentan enmarcar el recorrido histórico de Venezuela, representando a los Diablos de Yare, Bolívar y Palomo en el Campo de Carabobo en dos de sus trabajos; luego algo que nos representa de manera muy común son las figuras e imágenes religiosas de las cuales el artista ha sabido aprovechar su talento para incorporarlas dentro de sus trabajos elaborados de arte popular, enmarcar a José Gregorio Hernández y a la Virgen del Valle, patrona de Oriente; no podía faltar hecha en madera, tela y pintura la patrona de dicho país la Virgen de Coromoto.

 

Dentro de su recorrido en la orfebrería el artista ha elaborado tres colecciones principales, de la cuales, su inspiración principal han sido la naturaleza; la primera serie de su trabajo viene cargado de piezas frutales: peras, manzanas, fresas, ciruelas, piñas y berenjenas elaboradas en madera de Teca, con tallos y hojas de bronce o cobre, bañadas en oro. La colección natural, específicamente pintada a mano con pintura de cera o creyones, consta de piezas de alpaca o bronce y las acompañan un par de aretes. La última colección que acompaña al artista estuvo inspirada en el árbol de algarrobo y es por eso que lleva su nombre, Cabrera las combina con perlas cultivadas para dar un contraste significativo.

En cuanto a la escultura, José se dejo cautivar el cuerpo de la mujer, representando bustos llamados: En Trozos y Píntame, de los cuales uno de ellos estuvo exhibido en el primer salón nacional de arte erótico. El Viejo y El Caballo también acompañan esta colección de arte esculpida por el artista.

 

Un personaje que dentro del mundo de las artes plásticas podría calificarse como versátil, es sin duda alguna, José Cabrera, que aunque ha tenido poca experiencia dedicada a este pasatiempo, su constancia, humildad y sus ganas siempre de aprender y mejorar lo colocan hoy en una verdad que lo sostiene, y es que naturalmente al parecer nació para hacer arte.