Las 3 ciudades más verdes de Latinoamérica

Ciudades ecológicas: Curitiba
Crédito: Brasil a la carta

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com

Mucho se ha hablado de las ciudades sostenibles a lo largo y ancho de Europa. Pero en materia ecológica, Latinoamérica tampoco se queda atrás. Bien sea por la protección ambiental o por el impulso de alternativas ecoamigables, se trata de urbes que han conseguido equiparar el desarrollo urbano con la conciencia ambiental. Una breve demostración de que es posible crecer económicamente sin atentar contra el entorno.

Ciudades ecológicas: Rosario
Crédito: geonautae.blogspot.com

Rosario, Argentina

Hace poco más de una década, la ciudad argentina se encontraba en un declive industrial. Hoy en día, es una de las más prósperas de la nación rioplatense. Esto se debe en gran medida al desarrollo de la agricultura urbana, una propuesta que se generó como respuesta a la crisis que enfrentaban sus habitantes al comienzo del siglo XXI.

Rosario supo incorporar estratégicamente la agricultura en su planificación del uso del suelo y el desarrollo de la metrópoli. Los horticultores destacan por dedicarse al cultivo sobre sustratos de compost de alto rendimiento. En este sentido, las hortalizas que cosechan son completamente orgánicas.

Entre huertos familiares, comunitarios y comerciales, además de parques, se está formando un auténtico cinturón verde, que hacen de la ciudad un excelente ejemplo de una ciudad amigable con el medioambiente.

Ciudades ecológicas: Curitiba
Crédito: Santiago Chic

Curitiba, Brasil

Se dice que Curitiba es la ciudad más ecológica de toda Latinoamérica. Cuenta con más de diez bosques a su alrededor, parques, cientos de espacios públicos verdes y cercanos a la naturaleza. Las zonas verdes, además, son podadas por ovejas.

Se legislación ambiental, por otro lado, se encarga de proteger la vegetación local que pueda verse amenazada por el desarrollo urbano.

No contentos con eso, en la ciudad brasilera se recicla el 70% de la basura, y cerca de las carreteras se han sembrado una enorme cantidad de árboles. Su población, no obstante, se caracteriza por una alta conciencia ecológica. Unas tres cuartas partes de sus habitantes usa el transporte público permanentemente.

Hotel completamente ecológico en Bogotá
Cortesía: Canal Trece Colombia

Bogotá, Colombia

La capital colombiana ha invertido grandes esfuerzos en políticas medioambientales. El gobierno se enfocó principalmente en mejorar el sistema de transporte público, construir cientos de vías para bicis y mantenimiento de áreas verdes. Asimismo, se rehabilitaron 4 ríos de la ciudad, y se trabaja continuamente por reducir el impacto de los contaminantes atmosféricos.

Además de eso, para continuar una línea de conciencia ambiental, se ha esparcido una cultura ecoamigable entre sus habitantes para perpetuar las medidas en pro del entorno.