Las gigantescas biosferas de Amazon en Seattle

amazon
(Crédito: Bloomberg)

Después de siete años de planificación y construcción, las mini esferas de la selva amazónica ideadas por la empresa Amazon, finalmente se inagurarón en Seattle. “The Spheres”, como se les conoce, tiene 40,000 plantas de 30 países diferentes alrededor del mundo.

Fueron diseñados como lugares donde los empleados pueden ir a descansar o reunirse con otros fuera de sus escritorios. Las esferas también cuentan con paredes vivas, que son jardines verticales con más de 25,000 plantas tejidas en 4,000 pies cuadrados de malla.

(Crédito: Bloomberg)

La estructura está hecha de tres esferas conectadas construidas de vidrio y acero, y, según informa Bloomberg, pueden acomodar hasta 800 personas. La esfera más grande tiene 90 pies de alto y 130 pies de ancho.

(Crédito: Bloomberg)

En el interior, es cálido y húmedo, con temperaturas que se encuentran a un promedio de 72 grados Fahrenheit y 60 por ciento de humedad. Hay microclimas dentro de las esferas, por lo que si prefiere algo un poco más caliente o más frío, es muy probable que haya un espacio que se adapte a su comodidad. Entonces los empleados no sienten calor o frío, hay un sistema de ventilación que imita una brisa ventosa.

(Crédito: Bloomberg)

Las esferas están equipadas con Wi-Fi y salas de reuniones con nombres de selva como “nido de pájaro”. Incluso con la opción de relajarse, Amazon controlará cuánto tiempo pasan los empleados dentro de las esferas a través de sus tarjetas de identificación, para que nadie pueda dominar el espacio o ignorar tareas para pasar un día entero en la naturaleza artificial.

(Crédito: Bloomberg)

La parte más difícil del proyecto, sin embargo, fue transportar a Rubi, el árbol de 55 pies de altura de una granja en el sur de California a Seattle, donde fue izado por una grúa el verano pasado y cayó a través de un agujero en el techo. Encontrar y cultivar plantas de todo el mundo mientras construían su nuevo hogar no fue fácil. El proyecto creó 600 empleos de tiempo completo desde el diseño hasta la construcción.

Fuente: The Verge