Las Islas Canarias, lo mejor del mar y España

(Crédito: Wikimedia Commons)

Ocio, descanso, aventura, experiencias, contacto con la naturaleza y emociones; las Islas Canarias tienen todo para ofrecerlo a los turistas que las visitan. Son una de las zonas geográficas de mayor biodiversidad del mundo. En solo 7 islas hay miles de paisajes: dunas, bosques, volcanes, cielos estrellados y, sobre todo, playas. Playas de arena negra, rubia, roja o blanca; playas vírgenes o turísticas; playas perfectas para el deporte o perfectas para el relax. Hay 256 km de playas para todos los gustos.

(Crédito: Wikimedia Commons)

Las Islas Canarias son un archipiélago español de 7 islas ubicado en el océano Atlántico, a 1.739 km al sureste de la capital del estado. Forman parte de la región tropical de la macaronesia y tienen un clima templado durante todo el año. Su orografía es el resultado de cientos de erupciones volcánicas a lo largo de millones de años, por lo que el archipiélago presenta uno de los paisajes más peculiares de toda Europa.

(Crédito: Wikimedia Commons)

Como Comunidad Autónoma española, se rige por la normativa de la Unión Europea que permite la libre circulación de sus ciudadanos y tiene el Euro como moneda de uso corriente. Asimismo, los residentes europeos pueden disfrutar en las islas de todos los derechos y privilegios que les otorgan los acuerdos de ciudadanía europea del Tratado de Maastrich de 1992.

(Crédito: Wikimedia Commons)

A lo largo de los años, la población canaria ha ido desarrollando una personalidad propia que ha ido definiendo esa manera tan peculiar y alegre de hacer las cosas. Una forma de ser que, por supuesto, también ha caracterizado su arquitectura.

Algo que puede comprobarse en el sin fin de caseríos rurales tradicionales, pequeños pueblos de casas blancas y cascos históricos de ciudades que, todos juntos, conforman una excelente muestra de la identidad canaria.

(Crédito: Wikimedia Commons)

Lugares ideales para recorrer a pie, con edificios emblemáticos y de gran interés cultural y unos rincones repletos de encanto que nos hablan del pasado de las islas y de su gente. Y para relajarse, qué mejor que hacer un alto en el camino y probar un vino de la zona o un plato tradicionales rodeado de la belleza de estos rincones.

Fuente: HolaIslasCanarias.com