¿Cómo limpiar los mariscos?

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

Los mariscos son ingredientes que añaden sabores únicos a las preparaciones, en Venezuela es tradicional su consumo en diferentes estados por la cercanía al mar. Y para consumirlos, es de suma importancia limpiarlos correctamente como se indica a continuación.

Lleno de tinta

  1. En la limpieza del calamar, el primer paso es separar el cuerpo o bolsa de la cabeza. Nada del interior del calamar se utiliza, a excepción de los pequeños tentáculos.
  2. Se voltean los tentáculos y retira el cartílago (o pico) que tiene en su parte inferior. Se quitan cuidadosamente los ojos.
  3. Luego, se lava el cuerpo del calamar bajo agua corriente, desnudándolo de su piel violácea.
  4. Se cortan y reservan las aletas.
  5. Se saca el largo cartílago del interior del cuerpo.
  6. Y por último, se voltea el cuerpo y se limpia bien. Se guarda la bolsa de tinta en caso de necesitarse.

De querer utilizar la tinta, se vierte en un recipiente el contenido de la bolsa extraída al calamar. Si es fresca, será viscosa y brillante. Si ha sido congelada, se le agrega una cucharada de agua hirviente para disolver los gránulos.

De largos tentáculos

  1. Para limpiar un pulpo se comienza por retirar el cartílago que tiene entre los tentáculos.
  2. El cuerpo o bolsa se voltea para retirar todas las vísceras, y con un mazo se aplastan el cuerpo y los tentáculos para blindarlos.
  3. Se quitan los ojos y se revisan las ventosas para limpiar cualquier residuo de arena. Luego, se enjuaga con agua y limón y luego bajo agua corriente.

Encerrado en su concha

Para retirar la arena de los moluscos (chipichipis, guacucos, botutos, etc.), hay que sumergirlos en agua fría durante un par de horas, cuidando de cambiarla de vez en cuando. Para quitar las barbas de los mejillones, se raspan las conchas con un cuchillo. Los moluscos cocidos quedan abiertos. Los que permanezcan cerrados hay que desecharlos.

O con caparazón

  1. Se desprende la cabeza del langostino o camarón, con las manos, y se pela el cuerpo hasta llegar a la cola.
  2. Después se hace un corte poco profundo a lo largo del dorso, para extraer la vena intestinal oscura.
  3. Se lavan, se frotan con limón, se enjuagan y se escurren.

Estos consejos para limpiar mariscos, fueron extraídos de la Guía Práctica: Cocinar a la venezolana de El Nacional.