Lo próximo de Ikea son los muebles robóticos de Ori

En su búsqueda de nuevas soluciones para el espacio y sobre todo, en su búsqueda de nuevas soluciones para las viviendas del futuro, Ikea ha llegado a un acuerdo con Ori, una start-up que ofrece soluciones robóticas para aprovechar al máximo el tamaño de las viviendas.

La tecnología robótica de Ori permite hacer que las paredes se desplacen tocando un solo botón, que la cama “salga” de la pared cuando vaya a usarse y que quede recogida y “escondida” durante el día.

Detrás de Ori, la empresa americana que lleva años comercializando su tecnología está Hasier Larrea, un joven ingeniero donostiarra a quien Ikea tocó la puerta para proponerle una colaboración que permitirá llevar esta tecnología, a muchas partes del mundo.

El proceso sin embargo, será progresivo y en primer lugar se comercializará en IKEA Japón, -tiene lógica si pensamos que es uno de los países donde acusan más la falta de espacio en los hogares-.

Pero mientras el problema de la falta de espacio se hace global, (Ikea estima que en el 2050 más del 70% de la población mundial vivirá en las grandes ciudades), las paredes móviles pueden ser una de las soluciones para paliar la falta de metros.

Porque el sistema es sencillo y no requiere ni fuerza ni maña. Con solo pulsar un botón transforma los espacios en pocos segundos; de salón a un dormitorio o de dormitorio a zona de trabajo.

Habrá que ver como se lleva a cabo la instalación de estos muebles. Si el -móntatelo tu mismo-, se aplicará también al Kit robótico y bastará con una llave allen para disponer de la última tecnología en el hogar.

Por cierto, esta colección se llamará ROGNAN. Apúntalo porque promete ser un éxito.