Loft: una solución habitacional y decorativa que vale la pena probar

Adhara Ojeda/redaccion@construarte.com.ve

Comprar una vivienda o un inmueble comercial siempre ha sido todo un reto, factores como el alto costo en zonas más bien urbanas, hizo que un importante número de personas se interesara en antiguos galpones y oficinas industriales para hacer vida.

Vivir en un loft comenzó a ser una realidad en las zonas industriales de Nueva York por allá en el año de 1950 y, desde entonces, su auge en todo el mundo ha estado en franco crecimiento. Hoy día, estos espacios exclusivos se vinculan a una filosofía vanguardista, aunque en principio eran lugares clandestinos destinados a estudiantes y gente de escasos recursos y con el paso del tiempo se fueron convirtiendo en restaurantes, comercios, galerías de arte o utilizados para la vida familiar.

Sí planeas hacer mejoras a tu inmueble y convertirla en un loft o pretendes agregar ciertos toques a tu hogar y darle un look más cercano a esta tendencia en diseño, este texto es para ti.

Simple e industrial

Este tipo de ambientes es ideal para quienes les gusta inspirarse en lo rústico, adoran el cemento y demás materiales industriales. También se caracterizan por la amplitud de espacios, prácticamente no hay paredes divisorias y generalmente tienen mucha luz natural.

Hágase la luz

Habitar un loft es sinónimo de ocupar un espacio de mucha luz. En principio, los grandes ventanales eran su huella digital por lo que, si lo estás construyendo de cero, procura valerte de este importante recurso. Si no es el caso, ¡no te preocupes! Podrás obtener buenos resultados jugando con la luz artificial.

Apuesta por una estética minimalista, sin mayores adornos y con un ambiente visualmente limpio. Este estilo encuentra en el blanco un buen aliado, aunque no temas mezclarlo con otros tonos más robustos como el marrón o el ocre.

Los materiales de tipo industrial como las vigas de acero, paredes sin frisar o el cableado y tuberías al desnudo son otro must de las construcciones de tipo loft.

Sobrecargo out

A la hora de escoger el mobiliario recuerda guiarte por lo simple y confortable, nada pesado o alto que obstaculice el paso de la luz, por lo que puedes sacar el máximo provecho en esquinas o paredes para ubicar estantes o armarios que pueden darte opciones para el necesario almacenaje de tus objetos.