Luis Fernando Soto: el arte es naturaleza, visión y acción


Gabriela Trillo Aguilar
redaccion@construarte.com.ve

Fotos: Cortesía del artista

Entre la ingeniería marítima y las artes plásticas hay algo en común; o mejor dicho, alguien. Su nombre es Luis Fernando Soto, un virtuoso artista originario del estado Anzoátegui; que plasma en lienzos lo que ha visto durante años realizando actividades náuticas gracias a su carrera profesional. Razón por la que en sus hermosas piezas prevalecen marinas, calles y paisajes dignos de admirar.

Soto puede recordar perfectamente que desde los 8 años de edad se dedica a la plástica. Actualmente tiene 53 años y aunque no se ha distanciado de su profesión; la pasión por el arte  crece cada día. Según señala el artista, la actividad que comenzó como un pasatiempo en su vida; fue fortaleciéndose por la búsqueda recurrente de información relacionada con  las artes y su esencia, es entonces cuando la pintura se posiciona como una prioridad cotidiana.

Corriente artística y proceso creativo

“Soy especialista en el paisaje figurativo; me gusta dibujar paisajes que tengan alguna relación con mi tiempo y vida de ocio; por lo que regularmente me inspira traducir objetos físicos y entornos naturales en diferentes técnicas. Además se me facilita el dibujo a escala y las perspectivas de imágenes muy bien definidas para plasmar una escena figurativa”, expresó el artista quien asegura encontrar inspiración en la sublime naturaleza.

Esa tan afamada musa, responsable de causar inspiración, por lo general viene acompañada de otros factores técnicos o de simples costumbres. Soto, por ejemplo; es un pintor nocturno que aprovecha el inconfundible silencio de la noche para tranquilizar sus sentidos. Para la realización de sus piezas, necesita tener una fotografía de alta resolución en físico, para luego cuadricular dicha imagen sobre la tela o papel en el que va a aplicar el color como paso final.

Este artista autodidacta se desarrolla en la plástica con absoluta relajación; por lo que puede tardar hasta seis meses en terminar un cuadro. “El resultado suele ser una pieza de papel o tela en bastidor que posteriormente se enmarca. Varios resultados fallidos y experimentos con diferentes acabados van al portafolio, en muchos casos por demasiado tiempo. En otros, los utilizo como manifestación de respeto u afecto hacia algún familiar o amigo”, explicó Soto.

Arte en sociedad

Para este especialista de la plástica el arte se puede resumir en tres palabras: naturaleza, visión y acción, un trío que reúne una metafórica descripción que da Soto “el arte es la capacidad de ver la naturaleza con los ojos del alma y reaccionar ante ella”.

Asimismo, se preocupa por resaltar el valor social que tiene el arte cuando se hace presente en un entorno muy marcado culturalmente; que se construye a través de creencias y patrones de conducta bastante afianzados. Por lo que, según el artista; la interacción del ciudadano con las artes es fundamental para cualquier sociedad.

Soto utiliza la plástica como un medio para comunicar, que el desenvolvimiento en este ámbito no es más que una filosofía de vida simple y práctica; con la que inevitablemente se consigue felicidad plena.

“Las pinturas  producidas durante mis ratos libres llevan un componente transitorio, un ir venir en el trayecto de mi vida. En el principio fue un pasatiempo que me invitaba a trabajar con herramientas y accesorios muy simples pero de un efecto visual inmediato; resultado de un dibujo que utiliza el cálculo, las escalas y las proporciones en dos dimensiones. Luego fue el estímulo por la educación artística, los orígenes de las artes, sus protagonistas, las técnicas usadas, las obras resaltantes, los materiales y en cierta medida el color”, LFS.