Maracaná, máximo representante del fútbol en Brasil

Crédito: Detail

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

El estadio más grande de Sudamérica abrió sus puertas en el año 1950. El Maracaná, cuyo nombre formal se le debe al periodista Mario Filho, ha sido sede de importantes eventos deportivos en la historia del fútbol brasilero e internacional. Son clásicos, momentos memorables y una inigualable pasión por el deporte los principales elementos que se resguardan dentro de su figura oval. Sin olvidar, por supuesto, el milésimo gol de Pelé, en 1969. Dicho de otro modo, el estadio Maracaná representa el máximo templo del fútbol en Brasil.

Estadio Maracaná
Crédito: Detail

El mítico estadio Maracaná

La obra fue iniciada por el gobierno brasilero en 1948. Para elegir a los encargados del diseño y la construcción del colosal monumento, se realizó un concurso. Resultaron ganadores el ingeniero Humberto Menescal y siete arquitectos brasileros. Si bien abrió sus puertas a numerosos espectadores y deportistas en la Copa del Mundo de 1950, el estadio Maracaná no se dio por terminado hasta el año 1965. Fue considerado el más grande y lujoso del mundo para el momento de su apertura. Además de eso, el estadio fue alabado por ser seguro y funcional.

Originalmente, el material protagonista fue el concreto reforzado. La fachada de la estructura elíptica se levanta gracias a 60 pilares enormes en forma de Y. Asimismo, la edificación alcanza una altura de 24 metros. Con los años, el estadio Maracaná se sometió a distintas remodelaciones que se esforzaron por reducir al mínimo los cambios en cuanto a su aspecto característico, pero que mejoraron notablemente el proyecto.

Estadio Maracaná
Crédito: Qué!

Sustentable, accesible y seguro

Hoy en día, el Maracaná cuenta con un techo que cubre el área pública. Más allá de eso, la disposición del nuevo estadio permite la evacuación de miles de personas en solo 8 minutos. Actualmente, su capacidad máxima es de 73 500 personas. Durante mucho tiempo, admitió a 200 000 personas, muchas de las cuales iban de pie. La suma se redujo después de haber sido escenario de un accidente donde murieron 3 fanáticos.

Por si fuera poco, se le incorporaron bares, restaurantes y tiendas. Se alimenta de energía solar por obra de 1500 módulos solares. También recolecta agua de lluvia, que se reutiliza más tarde en los casi 300 baños y 4 vestuarios.

Fuente: Design Build Network y Designing Buildings