Mauro Nascimbeni: El placer de hacer arte está en la posibilidad de convertir un sueño en realidad

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

Para el ingeniero mecánico Mauro Nascimbeni, la habilidad artística es un don con el que se nace, y a él solo le hizo falta crecer al lado de un padre ebanista para desarrollar sus destrezas innatas que desembocaron en la fascinación por el arte en madera.

Inició su formación artística en la Dirección de Cultura de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Carabobo, mientras cursaba los últimos semestres de Ingeniería Mecánica, estos cursos de dibujo con el maestro Wladimir Zabaleta fueron el inicio de lo que se podría llamar una impecable trayectoria en las artes plásticas. Nascimbeni, quien además ejerció como docente de la Universidad de Carabobo durante 25 años, complementó sus conocimientos del ámbito artístico en el Centro Piloto Luis Eduardo Chávez del Ateneo de Valencia, en el que logró afinar los conceptos formales del arte, para posteriormente dar paso a su lanzamiento oficial como artista en el año 2004.

El reconocido artista se dedica principalmente a realizar relieves y esculturas, reflejando con primacía las bondades propias de la naturaleza a través del paisaje, “La primera pieza que hice accidentalmente fue un paisaje, fue algo que llegó y se quedó”, comentó el escultor sobre la obra expuesta en el Instituto Docente de Urología en Valencia.
nascimbeni-13

Proceso creativo

El proceso de creación de sus esculturas parte de la investigación, según afirma, para después realizar los bocetos previos a las denominadas maquetas  y piezas definitivas. Las maquetas son un paso fundamental durante la realización de la obra, pues permiten verificar el funcionamiento y pormenores de la construcción antes de llegar al arte final.

En este sentido, Nascimbeni aunque admite no ser tan productivo en cuanto a números de esculturas, explica que el periodo para culminar una pieza suele ser relativo, pudiendo transcurrir muy rápido o tomar cierto tiempo, dependiendo de la metodología y materiales que se utilicen al realizar las diferentes obras.

Sus trabajos han dejado constancia del perfeccionismo que lo caracteriza, y enaltecen una vez tras otra un famoso postulado aplicable a diversos ámbitos: calidad en lugar de cantidad.

El artista, que prefiere un ambiente silencioso para desarrollar sus piezas, se inclina por la creación de series que lo desligan de la obligación de asignar un nombre único a cada escultura “He realizado por ejemplo la serie de los Tepuyes, la de Paisaje Fluvial y la serie Montaña por nombrar algunas, hago eso porque establecer un nombre a cada obra me parece que puede ser algo improvisado en muchas ocasiones, como decir ´¿qué invento?’, entonces es preferible que todas estén bajo una misma línea que las englobe según sus características comunes”, agregó.

nascimbeni-10

Un paisaje sensorial

Nascimbeni se propone comunicar con sus trabajos algo que bautiza como “un paisaje sensorial”, atribuible a la posibilidad de interpretar a través de los sentidos, una representación artística de la naturaleza, en la que se toma en cuenta las distintas variables que la componen. Asimismo, lo que reflejan sus piezas está estrechamente relacionado con la capacidad de interpretación de cada observador, que de manera subjetiva puede evaluar la obra basándose en experiencias y recuerdos previos, por lo que expresa no poder conceptualizar qué significado puede tener sus obras para otros. Sin embargo, explica que en lo que se refiere a la composición de la pieza en sí, mantiene un discurso plástico matérico fundamentalmente, destacando la textura y el volumen con un nutrido ritmo y movimiento.

      nascimbeni-8   nascimbeni-9

Premios y reconocimientos

A sus 62 años afirma con solidez que los galardones que ha obtenido durante su trayectoria en la plástica, representan el permanente compromiso con él mismo de mantenerse y mejorar.

Su reconocimiento más reciente “Premio Braulio Salazar” otorgado por el jurado evaluador de la 68 Bienal Arturo Michelena, lo obtuvo por la pieza Meandro de la serie Paisaje Fluvial, expuesta en el Gabinete del Dibujo y la Estampa, y que simboliza las curvas que forma un río durante su curso. También de la Bienal Arturo Michelena pero de su edición 67, conserva el “Reconocimiento Luis Enrique Torres Agudo” por la serie Tepuyes, y le suma dos galardones concedidos por el Instituto de Previsión Social del Personal Docente y de Investigación de la Universidad de Carabobo (Ipapedi).

      nascimbeni-7 nascimbeni-6 nascimbeni-5

Estos honores,  son una declaración del aprecio por las magníficas obras realizadas por este escultor, que sin duda alguna glorifica esa forma de comunicación denominada arte, y que ha sido sustituida por otros intereses de tipo económicos, políticos y sociales, según asevera Nascimbeni.

Más allá de esto, para una parte de la población venezolana el arte es prioridad, y para este artista de la plástica es un placer la posibilidad de imaginar algo y llevarlo a una forma física que otras personas puedan interpretar, el arte ,asegura, es comparable a la satisfacción de convertir un sueño en realidad.

    nascimbeni-4