Muros de contención, seguridad y firmeza

(Crédito: Geograph)

Los muros de contención son elementos constructivos que cumplen la función de cerramiento, soportando por lo general los esfuerzos horizontales producidos por el empuje de tierras. Igualmente, se utilizan para contener agua u otros líquidos en el caso de depósitos.

muros de contención
(Crédito: Wikimedia Commons)

Un muro de contención no solo soporta los empujes horizontales trasmitidos por el terreno, debe también recibir los esfuerzos verticales trasmitidos a pilares, paredes de carga y forjados que apoyan sobre ellos.

(Crédito DIY Network)

La mayoría de los muros de contención se construyen de hormigón armado, cumpliendo la función de soportar el empuje de tierras, generalmente en desmontes o terraplenes, evitando el desmoronamiento y sosteniendo el talud.

muros de contención
(Crédito DIY Network)

Para lograr la estabilidad de un muro de contención, deben oponerse un conjunto de fuerzas que contrarresten los empujes horizontales y también los esfuerzos verticales transmitidos por pilares o paredes de carga, incluso las cargas de los forjados que apoyan sobre éstos.

Sistema de Drenaje

Un punto importante a considerar es el tenor de agua del terreno, ya que el ángulo de rozamiento interno de las tierras disminuye con el contenido de agua y aumenta el empuje. La existencia de agua en el terreno puede producir reblandecimiento de la masa de tierra, modificando la estructura e incrementando el empuje.

(Crédito: Wikimedia Commons)

Para controlar y eliminar los riesgos posibles por acumulación de agua en la parte posterior del muro, se instala un sistema de drenaje. Este sistema de drenaje puede consistir en agujeros llamados mechinales dejados en el muro. Estos agujeros también son conocidos como barbacanas o troneras.

muros de contención
(Crédito DIY Network)

Los muros de contención generalmente se consideran como utilitarios y simplemente para retener el suelo. Pero pueden crear espacios de vida al aire libre e incorporarse en áreas de usos múltiples. Además, no tienen que ser perfectamente rectos. Una curva puede darle textura al paisaje.

Fuentes: Construmatica y DIY Network