Oriana Plaza llevó su amor por el arte a las aulas

Oriana Plaza llevó su amor por el arte a las aulas. El olor a pintura fresca traslada a Oriana Plaza a su infancia, parece que ahí está su mamá plasmando su inspiración en un lienzo, y a su vez dándole pintura a su pequeña hija para que experimentara la magia de los colores sobre un papel y vaya que aprendió o mejor dicho, descubrió el talento de la pequeña Oriana, quien ya a los 7 años participaba en varios de los actos culturales de nuestra ciudad, y además tenía definidos sus estilos artísticos como lo eran:  abstracción geométrica y la caricatura.

“Entre las cosas que fortalecieron mi pasión por la ilustración y la pintura, fue el hecho que desde pequeña me fui dando cuenta que se me hacía fácil dibujar y colorear y eso hizo que aumentaran mis ansias de aprender y mejorar; de esa forma crecí y me fui interesando por diversos estilos artísticos” comentó la pintora.

A los 16 años, Plaza decide estudiar Artes para dedicar su vida a lo que  ya era su gran pasión, y lo logró obteniendo el título de licenciada en Artes “Sin duda considero que mi profesión es la base de lo que soy actualmente, ya que estudié precisamente lo que predico y practico, sin embargo mi pasión y base en la ilustración viene mucho más atrás de la carrera, en ella lo que hice fue fortalecer con técnica el conocimiento empírico que venía desarrollando desde niña. La pasión nace de tu espíritu y de tus ansias de conocimiento, sin pasión la imaginación no funcionaría para el fin creador ni motivador” precisó.

Sin lugar a dudas, el amor de Plaza por el arte, tiene mucha influencia maternal, sin embargo, en el presente es su estilo de vida, su lenguaje, su mejor manera de expresarse “el Arte no se aprende ni se enseña, ya que cada individuo tiene una percepción conceptual única y valedera, el arte se experimenta y se motiva a su creación. Nuestra imaginación es tan ilimitada como las estrellas del universo y por ende la creación humana siempre ha experimentado cambios y evoluciones en las técnicas artísticas, sin embargo, siempre los hombres tienden a volver a su lado primitivo demostrando la base de su ser, es por ello que de la Prehistoria al Renacimiento se vio una evolución asombrosa en la observación y elaboración de las obras, pero al llegar al encuentro de la perfección el hombre empezó a ir a lo simple y a ver más allá de lo figurativo, encontrándose con el descubrimiento de la abstracción y la utilización de las formas. En conclusión considero el arte como el lenguaje universal que une y demuestra la magnificencia humana”.

Su pedagogía en el arte

En su recorrido artístico,  la caricaturista no imaginaba que encontraría otro oficio que les gustara tanto o más que pincelar, conjugado a su faceta de madre, “tengo un antes y un después de ser madre, ahí mi vida cambió por completo y se orientó a buscar un empleo que me gustara pero que me diera estabilidad para sostener a Aarón, mi hijo de casi 6 años, lo más grande que tengo. Gracias a ese ímpetu fue que decidí iniciarme en el campo de la educación, sin saber que al día de hoy sería una pasión”, mencionó.

“En el aula de clase rodeada de niños y adolescentes me di cuenta que enseñar y transmitir mis conocimientos y experiencias era lo más satisfactorio que me había sucedido hasta ahora en mi carrera, ver los resultados creativos y las obras que lograba que hicieran mis niños, era una sensación grandiosa e imposible de describir. Mi familia se agrandó desde que soy maestra y desde que soy madre, ya que mi corazón se expandió y mi inspiración se multiplicó” relató Plaza, al describir con gran emoción su faceta de maestra de Artes en el colegio Juan XXIII.

Plaza confesó que sus alumnos tienen gran influencia en su inspiración “Considero que mis días de creatividad se expresan a diario en el aula de clase al tener que planificar actividades creativas que estimulen el desarrollo artístico y cognitivo de los niños, actividades con las cuales yo aprendo hasta más que ellos, sin ninguna duda, no existe mayor aprendizaje que el contacto directo con la creatividad innata de los niños”.

Asimismo, comentó que a la hora de crear la musa le llega de improvisto y a veces, con ayuda de la concentración,  “La mayor inspiración que tengo es la línea fluida que nace de una idea en blanco, la mayoría de mis obras empiezan a trazarse de la nada y poco a poco voy dándole forma a lo que mis manos trazan. En otras oportunidades, planifico las ilusiones ópticas que deseo transmitir y hago bocetos que parecen obras en miniatura para luego pasarlas a escala y poder mejorar la idea inicial. En el caso de las caricaturas me inspiro en la persona a la que dibujo, trato de sacar esa peculiaridad que nos caracteriza como individuo, para ello el truco es observar y llegar hasta ese brillo único que todos tenemos en los ojos”.

Su técnica

Entre las técnicas secas que suele utilizar Oriana Plaza, destacan los lápices de colores y los rotuladores y entre las técnicas húmedas se inclina por la pintura acrílica, sin embargo está abierta a experimentar con nuevas técnicas y materiales, por ejemplo la tinta “Soy fanática del bolígrafo y de su efecto sobre la hoja, de las tramas y texturas que se generan y de la simpleza de su trazo” comentó.

Para la artista “cada diseño es único, cada obra es como una nueva vida a la que le das la oportunidad de respirar por si misma. Siento que mis obras siempre han tenido un toque de abstracción, donde la línea recta y la ondulada siempre han sido las protagonistas dependiendo del concepto. En el campo de las artes plásticas mi meta siempre ha sido expresarme a través de una fusión del expresionismo abstracto, el surrealismo, el cientismo y el Arte óptico, dejándome llevar por la línea que nace de mi trazo, expresar los colores que quiero ver presentes en mi vida y alegrar corazones con mis creaciones”.

Su obra está caracterizada por el color “pienso que algo que resalta de mi trabajo es mi técnica de coloreado y difuminado, la manera en que fusiono los colores y con los cuales suelo dar efectos ópticos y cinéticos. De igual manera considero que en el diseño de personajes y en la caricatura me caracteriza el estilo de los ojos, la proporción de los cuerpos y la personalidad que suelo darles a mis personajes, siempre añadiéndoles un toque especial y lleno de vida”.

 

“He pasado por diversas etapas en mi vida donde el color ha definido mis estados de ánimo, a pesar de ello, él nunca ha dejado de ser el protagonista de mis obras, considero que el color, sus matices y sus contrastes exaltan las formas y redefinen la experiencia del espectador. Uno de los estilos que más me fascinan es el arte óptico en el cual el blanco y el negro son base de su diseño y por ser la luz y la ausencia de luz permiten un hermoso contraste de valores. Por esa razón en mis obras los extremos son notables,  al tener obras ópticas en blanco y negro y otras con extrema presencia del color” describió.

A la hora de crear se considera una artista con sensibilidad ambiental, razón  por la prefiere usar “materiales simples, pero les doy la vuelta para generar la mayor riqueza y las mejores propuestas. Mis ilustraciones suelen ser en simples cartulinas o  cartones de rehúso. Cuando me toca hacer lienzos, trato de hacer mis mezclas y crear algunas pinturas para lograr acabados acrílicos, dependiendo también de lo que quiera transmitir. Me encanta la técnica mixta, inventar y crear estilos, soportes y materiales nuevos que sirvan para demostrar que el Arte está tanto en lo más sencillo, como en lo más extravagante”

Reconocimientos

En el 2012 la artista logró el primer lugar en la categoría de “Ninguna tortura” en el 1er Concurso de Arte “Unidos por los Derechos Humanos” de la Fundación Jóvenes por los Derechos Humanos, en el Centro de Interpretación Histórica y Cultural de la Universidad de Carabobo. En el área del Diseño Gráfico mencionó que su trabajo “ha sido reconocido en el área de los logotipos, al ser seleccionado en varias oportunidades ante numerosa competencia en diversos concursos, sin embargo en el campo de las artes plásticas no he tenido la oportunidad de adentrarme de lleno en las grandes bienales por estar más dedicada a la docencia, a pesar de ello planeo Dios mediante involucrarme cada vez mis proyectos personales y poder llegar a mostrar mi trabajo ante todos”.

Finalmente expresó su agradecimiento a “ConstruArte por la oportunidad de hacerme partícipe de esta lista de artistas valencianos que han dejado su marca y su estilo en la ciudad. También quiero agradecer al colegio Juan XXIII que me ha dado las herramientas para crecer como docente y fortalecer mis conocimientos en el arte y a mis alumnos que día a día me inspiran para prepararme para lograr ser una mejor profesora y una mejor artista. Por último y no menos importante quiero darle las gracias infinitas a Dios y a mi familia por el apoyo que siempre me han dado en el cumplimiento de mis sueños.  Deseo dedicarle esta entrevista a un profesor que marcó mi vida de estudiante, el profesor Jilve Aponte, mi profesor de Serigrafía, que lamentablemente ya no se encuentra entre nosotros en el plano terrenal pero sigo recordándolo y esperando que más profesionales como el compartan su experiencia de una manera desinteresada y motiven a otros a seguir su camino”.

Adhara Ojeda- Elineth Silva/ redaccion@construarte.com.ve