El panforte toscano: Tradición italiana

panforte

El panforte toscano es un pariente del panetonne de textura más firme: una sólida cuña de frutas secas y nueces, pesada con especias medievales y pegada con azúcar fundido.

Al igual que el panetonne, puede llevar ingredientes ilimitados chocolate, frutos secos o confitados, la imaginación y el gusto de cada persona es la única barrera. Y a diferencia del panettone, es fácil de hacer en casa, se conserva bien y, puede ser un obsequio casero y distinto ya que no es muy popular fuera de Italia.

Así que si, el panforte es un plato para experimentar e intentar hacer en casa durante estas Navidades, para probar algo diferente e innegablemente europeo.

Consejos

  • El panforte se debe hornear a un calor bastante suave hasta que esté firme, en lugar de duro como la piedra en un molde bien engrasado.
  • La cantidad de harina utilizada en las recetas varía enormemente. Cuanto más se agrega, la consistencia es más firme y uniforme.
  • La mayoría de las recetas de panforte utilizan miel combinada con azúcar blanca o azúcar glas. La miel no solo agrega sabor, sino que parece darle a la mezcla una consistencia más suave y menos quebradiza.

Ingredientes

  • Papel de arroz
  • 250 g de almendras
  • 100 g de nueces
  • 100 g de higos secos
  • 150 g de cáscara de naranja y limón confitada
  • 150 g de harina de trigo
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de pimienta blanca molida
  • ½ cucharadita de semillas de cilantro, molidas
  • ½ cucharadita de clavo de olor, molido
  • 150 g de azúcar blanca
  • 150 g de miel líquida
  • Azúcar pulverizada, para servir

Instrucciones

  1. Caliente el horno a 200° C / 400° F.
  2. Engrase generosamente un molde de torta de 20 cm con una base extraíble y forre la parte inferior con papel de arroz o grasa.
  3. Coloque las nueces en una bandeja para hornear y tueste durante cinco minutos, luego deje que se enfríe un poco, bajando el horno a 160° C / 320° F.
  4. Con un mortero, muela una parte de las nueces y corte en trozos gruesos
  5. Corte los higos y la cáscara (si es necesario).
  6. Ponga la harina, el cacao y las especias en un tazón a prueba de calor grande, después mezcle y revuelva las frutas y las nueces.
  7. Coloque el azúcar blanca y la miel en una sartén mediana y caliéntelo suavemente hasta que la mezcla forme una esfera moldeable en agua fría.
  8. Inmediatamente agregue los otros ingredientes hasta que estén bien combinados, luego vierta en el molde y presione hacia abajo con las manos mojadas.
  9. Hornee por unos 30 minutos hasta que esté firme, luego deje enfriar antes de que salga y espolvoree con azúcar glas.

Fuente: The Guardian