Pie de calabaza para el Día de Acción de Gracias

El pie de calabaza es un plato que no puede faltar en la mesa del Día de Acción de Gracias. Este pie tradicional es una combinación de calabazas y especias que se torna más cremoso con la leche evaporada, que también puede servirse en la cena de Navidad.

La calabaza es originaria de América y fue una exportación temprana a Francia; desde allí se introdujo a Inglaterra. La pulpa del “pompion” (como se conocía al fruto) fue rápidamente utilizada en diversos platos, y como relleno de tarta.

No fue hasta principios del siglo XIX que las recetas de pie de calavaza aparecieron en los libros de cocina estadounidenses o el pastel de calabaza se convirtió en una adición común a la cena de Acción de Gracias.

El motivo por el cual, el pie de calabaza es típico del otoño en América del Norte, tiene que ver con que representa simbólicamente el fin de la cosecha. Es por esta misma razón, que se sirve como postre, después del pavo tradicional.

Ingredientes

  • 3/4 taza de azúcar granulado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de clavos en polvo
  • 2 huevos grandes
  • 1 lata (15 oz.) calabaza pura
  • 1 lata (12 fl. oz.) de leche evaporada
  • 1 corteza de pie de 9 pulgadas sin hornear (de fuente profunda, con capacidad para 4 tazas)
  • 1 crema batida
pie de calabaza
(Crédito: Wikimedia Commons)

Preparación

  1. Mezcla el azúcar, la sal, la canela, el jengibre y los clavos en un tazón pequeño, bate los huevos en un tazón grande, añade y revuelve la calabaza y la mezcla de azúcar y demás ingredientes preparados en el tazón pequeño. vierte gradualmente la leche evaporada.
  2. Vierte la mezcla en la corteza.
  3. Hornea en un horno precalentado a 425° F durante 15 minutos, reduce la temperatura a 350° F y hornéalo durante 40 a 50 minutos o hasta que cuando insertes un cuchillo en el centro salga limpio, enfría en una rejilla de alambre durante 2 horas, sirve inmediatamente o refrigéralo, decora con crema batida antes de servir.
  4. Nota: no lo congeles, pues esto causaría que la corteza se separe del relleno. 1 3/4 cucharaditas de especia de pie de calabaza puede ser sustituida por canela, jengibre y clavos; sin embargo, el sabor quedará ligeramente diferente.
  5. Para 2 pies llanos: utiliza dos cortezas de pie de 9 pulgadas (con capacidad de de 2 tazas) en lugar de una para 4 tazas. Hornea en el horno precalentado a 425° F por 15 minutos. reduce la temperatura a 350° f; hornea por 20 a 30 minutos o hasta que los pies estén listos.

Fuente: El Mejor Nido