Plan para viajar a Milán por 3 días + rincones secretos

Crédito: Fox News

Isabella Marinelli C. redaccion4@construarte.com.ve

Un viaje a Italia suele caracterizarse por la visita de tres o cuatro ciudades importantes y añorar el retorno para ver lo que queda. Pero hay malas noticias, a menudo se trata de una deuda inagotable. ¡Siempre queda algún rincón por descubrir! No obstante, si en tu itinerario está Milán, donde la sofisticación es parte del dominio público, este artículo te ayudará a conocer los lugares que obligatoriamente debes conocer si planeas hacerle una visita express a la distintiva ciudad.

Pese a que Milán es conocida a lo largo y ancho del mundo por ser la capital de la moda, -basta con pasearse en sus calles y observar la elegancia con la que todos van vestidos- es una ciudad que le abre sus puertas a los turistas ávidos de lujos y elegancia. ¿Preparado para tres días de magia?

Día 1 en Milán

Antes que nada, si piensas usar transporte público o aventurarte por alguno de los tantos museos milaneses, es recomendable adquirir la MilanoCard. Ofrece la posibilidad de trasladarse gratuitamente usando medios como tren, autobús y metro (el más veloz). Además de considerables descuentos en atracciones y museos. Para estos últimos, la entrada puede llegar a ser gratuita. Representa un gran ahorro.

Plaza del Duomo

Plaza del Duomo, Milán
Crédito: Wikimedia Commons

Milán está empapada de historia. El mismísimo Napoleón Bonaparte escogió el majestuoso Duomo para su coronación. La obra data del siglo XIV, es una de las iglesias de estilo gótico más grande de Italia. Además, desde la azotea -a la que puedes acceder después de subir incontables escalones- se aprecia una preciosa vista panorámica de la ciudad. ¡Ideal para los que quieren inmortalizar el momento con una fotografía!

Galería Vittorio Emanuele II

Galería Vittorio Emanuele
Crédito: Checkinprice

Entre cristales y tiendas exclusivas, la galería Vittorio Emanuele es un área comercial caracterizada por su poderosa arquitectura. Definitivamente, es imprescindible en una visita de 3 días en la ciudad milanesa.

Palacio Real de Milán

Palacio Real de Milán
Crédito: Milan Museum Guide

Fue durante cientos de años el lugar de gobierno de Milán. Hoy en día, funciona como museo y se exhiben distintas exposiciones artísticas. Es un paseo entre hermosas habitaciones, frescos, tapices y arte.

Rincón secreto: La Balera dell’Ortica

Diversión en Milán
Crédito: Survive Milano

¡Diversión al más puro estilo milanés! Y aunque al principio de la noche la cena a base de productos típicos parezca la protagonista de la velada, el baile con música en vivo es, sin duda, el punto focal de la noche. ¡La edad de los bailarines ronda los 50 años!  ¿El atractivo? El ballo liscio, tradicional de Romagna.

Día 2 en Milán

Teatro La Scala
Crédito: Lapiz Nómada

Teatro La Scala

Es la casa de la Ópera más famosa en todo el mundo. A pesar de que la fachada del teatro no sea tan imponente como otras obras arquitectónicas de la ciudad, lo más llamativo es el lujo de su interior. Será mejor que reserves anticipadamente si estás planeando presenciar una función, especialmente si vas de diciembre a mayo. ¡Es una experiencia que tiene que vivirse una vez en la vida!

Teatro La Scala
Crédito: Segway Tour Milan

Castello Sforzesco

Fue construido en el siglo XV por el duque de Milán, Francesco Sforza. En él se encuentran distintos museos tales como el Museo de Arte Antiguo, el de Arte Egipcio, el Museo de Artes decorativas o el Museo del Mueble. No olvides salir por la parte posterior, te sorprenderás con el Parque Sempione.

Castello Sforzesco
Crédito: Cultura a Colori

Parque Sempione

Un amplio espacio verde que cuenta con casi 400 000 metros de extensión. Es un lugar mágico para pasar una tarde al aire libre.

Crédito: Lápiz Nómada

Santa Maria delle Grazie

Santa Maria delle Grazie es una iglesia que forma parte del Patrimonio de la UNESCO. ¿Sabías que aquí se encuentra ‘La última cena’ pintura famosa de Leonardo da Vinci? Si quieres conocerla en persona, es necesario que compres la entrada con antelación. ¡Ten en cuenta que dos meses de anticipación podrían no ser suficientes!

Santa Maria delle Grazie
Crédito: Get Your Guide

Rincón secreto: La Triennale

¡Se encuentra bastante cerca del Castello Sforzesco! Es un museo especial para los amantes del arte y el diseño. Así que si quieres pasearte entre el diseño, la música, la arquitectura italiana e internacional contemporánea, La Triennale es para ti.

La Triennale
Crédito: Complot Magazine

Día 3 en Milán

Crédito: https://www.wimdu.es/

I Navigli

¡Un paseo por I Navigli es perfecto para despedirse de Milán! Hoy en día se trata de una de las principales atracciones de la ciudad. Están llenos de bares y pequeños locales, ideales para tomar un trago o comer un plato delicioso. Para aquellos que disfrutan de la movida underground, Le Trattoir alla Darsena está llena de artistas e intelectuales.

Lago Como

Crédito: Guiame por el mundo

Se puede escoger entre el trayecto largo o el corto. Todo depende del gusto del turista al momento de navegar por uno de los oasis más hermosos de toda Lombardía. Además, ¡es el tercero más grande de Italia! Una experiencia entre villas y pueblos coloridos.

Rincón secreto: ATMosfera

Los tranvías son los medios de transporte tradicionales en Milán. ¿Qué te parece cenar en uno mientras recorres la ciudad? Es la combinación entre aventura gastronómica, calles secretas y un tranvía de 1928. ¡Adiós Milán!

ATMosfera
Crédito: Pinterest

Fuente: Lápiz Nómada, TripAdvisor y Milano Incontemporanea