Plantas que necesitan poca agua y se mantienen hermosas

Plantas que necesitan poca agua
Redacción: Lcda. Victoria Bracho

Las Plantas para el hogar, tienen esa capacidad para llenar de alegría cualquier rincón, balcón, terraza o jardín. Sin embargo, con el ritmo de vida tan agitado que llevamos hoy en día, no siempre encontramos tiempo para dedicarles los cuidados necesarios. Obviamente no queremos que se estropeen, pero a veces no tenemos más remedio que salir de viaje o se nos pasa por alto el riego de las plantas. ¿Pero Si consiguiéramos tener Plantas que necesitan poca agua?

Es importante agregar que las plantas, además de su función decorativa, cumplen otros roles importantes dentro de un espacio cerrado: ayudan a regular la humedad y, tal como lo demostró un estudio de la NASA de los años 80, contribuyen a filtrar sustancias contaminantes presentes en el aire.

Si tú eres una de esas personas con pocos dones para la jardinería, y que pocas veces se acuerda de regar las plantas, aquí te recomendamos algunas que necesitan muy poca agua para sobrevivir.

Pata de elefante o palma barrigona (Beaucarnea Recurvata)

Esta planta arborescente es típica de México y está acostumbrada a vivir en condiciones de semiaridez, con lo cual si te olvidas de echarle agua, no se resentirá por ello.

Es más, los jardineros recomiendan dejar que la tierra se seque significativamente entre riego y riego.

Su tronco masivo y abultado le permite almacenar el agua que necesita para sobrevivir.

Este es un rasgo que evolucionó para tolerar largos períodos de sequía en el este mexicano.

Euphorbia Milii

Plantas que necesitan poca agua

A esta planta se la conoce también como «corona o espina de cristo». Su período de floración abarca todo el año.

Su gran ventaja es que puede pasar meses sin agua.

No obstante, la recomendación es regarla más en verano y menos en invierno.

Palmera enana

La palmera enana es muy habitual en el sur de España y en el norte de África, pero lo cierto es que es originaria de las Islas Baleares. Su tamaño es de entre 2 y 3 metros como máximo y suele ser verse con bastante frecuencia en los jardines de carácter ornamental. Además de tener grandes propiedades antidirreicas y astringentes, son usadas a menudo en tapicería y en la fabricación de cueras y escobas.

El bambú de la suerte

Se trata de una planta muy popular que resulta ideal para interiores. No hace falta que la reguemos, sino que le cambiemos el recipiente de agua cada cierto tiempo.

Cactus

Y, por supuesto, el cactus. Esta familia de plantas originaria de América es capaz de sobrevivir al más olvidadizo, pero el hecho de que necesiten poca agua para vivir no quiere decir que no haya que regarla.

Pero siempre hay que dejar que la tierra se seque antes de echarle agua, ya que el exceso puede hacer que aparezcan hongos y la planta muera.La gran mayoría de las cactáceas necesita sol y, durante el verano, aire fresco.