Premio Nacional de Arquitectura 2019 para la primera clínica verde de Venezuela

La Clínica IDB Cabudare, en el estado Lara, diseñado por el arquitecto Gustavo Sánchez Muñoz, resultó ganadora del Gran Premio de la XIII Bienal Nacional de Arquitectura, otorgado por el Colegio de Arquitectos de Venezuela. Ese proyecto sigue los principios de diseño verde en salud, el único en el país. El Grupo de Clínicas IDB es pionero al construir un centro asistencial con esas características.

Cabudare, capital el municipio Palavecino en el estado Lara, ha sido por mucho tiempo considerada una ciudad dormitorio; sin embargo, por diversas iniciativas públicas y privadas ha ido creciendo de manera organizada. Hoy, la ciudad celebra que uno de sus patrimonios arquitectónicos es ganador de la XIII Bienal Nacional de Arquitectura, otorgado por el Colegio de Arquitectos de Venezuela: la Clínica IDB Cabudare, la primera clínica verde de Venezuela

Esta obra se inició en marzo 2012 y está ubicada en intersección de las avenidas Bolívar e Intercomunal Barquisimeto-Cabudare.

La presidente del Colegio de Arquitecto de Venezuela, Marianella Genatios, fue testigo de la actuación del jurado. “La Clínica IDB Cabudare es un ejemplo de arquitectura a seguir, refleja los esfuerzos de modernidad que se llevan a cabo en el interior del país. La consideración principal para otorgar el premio de una gran bienal es la excelencia de la edificación, no su dimensión o magnitud. En el caso de la obra ganadora este año los factores que determinaron su selección fueron la eficiencia y su claridad espacial, su racionalidad, lo amable y el confort que brinda al visitante o a la persona que en ella trabaja, su adaptación a nuestra tipología climática, su fuerte propuesta como obra verde, ecológica, que toma en cuenta la eficiencia energética, los materiales usados y su definitivo rol en cuanto a que revaloriza y mejora su entorno, preservación y cuido, garantizando una relación cercana y permanente con el arquitecto que la diseñó”.

Esta obra se inició en marzo 2012 y está ubicada en intersección de las avenidas Bolívar e Intercomunal Barquisimeto-Cabudare. Una de las zonas con mayor crecimiento poblacional de Venezuela para el momento del inicio de la obra. Posee ocho niveles distribuidos en dos sótanos, un semisótano, un nivel de acceso principal, tres pisos y la azotea. La inversión en infraestructura y terreno de 11 millones de dólares.

Al ingresar a cada espacio de la clínica se percibe tranquilidad, una tecnología amigable al ambiente le da características únicas. La edificación se construyó pensando en el paciente, en su comodidad y su pronta recuperación, para ello se adecuaron espacios en base a fundamentos teóricos en diseño para estos fines. Una obra que llena de orgullo a los larenses y que ayudará a muchos ciudadanos.