Ratatouille a la manera de Thomas Keller

¿No les pasó que cuando estrenaron la película de  Disney Pixar “Ratatouille” les dieron ganas de hacer el plato que la rata/cocinero Remy le hacía al exigente crítico Anton Ego?, pues a mí sí.

Hoy, les traigo la que es la auténtica receta de la película, obra del reconocido chef estadounidense Thomas Keller.

 

Adhara Ojeda- cortesía/ redaccion@construarte.com.ve

Como todo plato tradicional, ha evolucionado con el tiempo, apareciendo variantes según la zona o la época. La receta que Keller propuso para la película es un plato fantástico, sano y muy rico, ¿lo mejor? ¡ está hecho exclusivamente con verduras! Así que sin lugar a dudas les encantará.

Ingredientes:

Para la salsa:
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 pimiento amarillo
4 tomates pera pelados y sin pepitas
1 ajo picado
1 cebolla mediana
1 ramita de tomillo
1 ramita de perejil
1/2 hoja de laurel
Pimienta negra
Aceite de oliva extra virgen
Sal

Verduras para laminar:
1 calabacín
1 berenjena
2 tomates pera

Para la vinagreta:
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de vinagre balsámico
1 cucharadita de tomillo
Pimienta negra
Sal

 

Preparación:

Lavamos y limpiamos los pimientos. Los envolvemos en papel de aluminio y los colocamos en una bandeja de horno. Tenemos el horno precalentado a 230ºC, introducimos los pimientos y horneamos durante 30 minutos, el tiempo suficiente para que se puedan pelar.

Pelamos 1 cebolla mediana, la partimos en varios trozos y pelamos un ajo. Trituramos todo con el picatodo a velocidad media alta.

Echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra en la sartén y sofreímos la cebolla junto con el ajo. Añadimos una pizca de sal.

Pelamos y despepitamos 3-4 tomates pera, dependiendo del tamaño. Picamos los tomates con el cuchillo o en la picadora a velocidad media.

Añadimos a la sartén 1 ramita de perejil, 1 ramita de tomillo e incorporamos el tomate picado. Removemos bien. Echamos 1/2 hoja de laurel y removemos.

Pelamos los pimientos cuando se enfríen y los picamos pequeñitos. Sacamos las hierbas de la sartén e incorporamos los pimientos para que se terminen de hacer. Salpimentamos. Hasta aquí el ratatouille clásico.

Ahora vamos a rebanar un calabacín, una berenjena y un par de tomates pera, con la misma picadora, pero con el accesorio de rebanar. Si no disponen de este tipo de picadora, pueden hacerlo con un cuchillo procurando hacer láminas muy finas.

Cortamos el rabito al calabacín que previamente hemos lavado. Es mejor no pelarlo, porque así el contraste de color será más bonito. Lo introducimos y rebanamos a una velocidad baja.

Para rebanar el tomate le quitamos el pedúnculo. No lo vamos a pelar para que no se nos deshaga y es importante que no esté muy maduro.

Rebanamos también la berenjena, intentando mantener el mismo tamaño y grosor que el calabacín y el tomate.

Para armar ponemos una rebanada de calabacín, una de berenjena y una tomate sobre la salsa. Calabacín, berenjena y tomate, y así sucesivamente, formando una espiral hasta llegar al centro de la sartén. Si no disponen de sartén que pueda ir al horno, pasan la salsa a un molde o bandeja de hornear y allí mismo montan las verduras laminadas.

Preparamos una vinagreta con unas hojas de tomillo, un chorrito de vinagre, aceite de oliva virgen extra y unas escamas de sal gruesa. Removemos bien con unas varillas y repartimos por toda la superficie de nuestro ratatouille.

Tapamos con papel de aluminio y llevamos al horno precalentado a 150ºC, durante 2 horas. Pasadas las dos horas, quitamos el papel de aluminio y seguimos horneando durante 30 minutos a 180ºC con calor arriba. ¡Buen provecho!