Ravioles rellenos acompañados de salsa al pesto

 

Karina Blanco-Uribe

Para la elaboración de los ravioles, en esta oportunidad vamos a utilizar toda nuestra creatividad y paciencia, es una receta bastante simple que quedará maravillosa si estamos atentos a los detalles; para los amantes de la pastas caseras es ideal. Este tipo de receta es muy versátil ya que, se pueden reemplazar el relleno y la salsa por alguna otra de su elección que se adapte más a tu gusto y obtener una receta completamente nueva.

Ingredientes para la pasta

500 gramos de Harina de trigo

3 Huevos

1 Pizca  de sal

2 Cucharadas de aceite vegetal

50 ml de agua

Ingredientes para el relleno

1 Manojo de espinaca

250 Gramos de queso ricotta (o queso de su elección)

Sal al gusto

1 Pizca de ajo en polvo

Pimienta al gusto

2 Cucharadas de aceite de oliva

Ingredientes para la salsa pesto

2 Manojos de hojas de albahaca frescas

120 ml de Aceite de oliva

2 Dientes de ajo

60 Gramos de queso parmesano rallado

1 Pizca de pimienta

1 Pizca de sal

Procedimiento

  1. Lo primero que vamos a hacer es elaborar la masa, para esto tomamos la harina y la tamizamos en un bol, hacemos un agujero en el centro, agregamos un huevo, el aceite y empezamos a mezclar con la mano o con una espátula de madera, una vez el huevo esté integrado, incorporamos el siguiente y así hasta agregar el ultimo huevo. Luego añadimos el agua poco a poco hasta incorporar todos los ingredientes
  2. Una vez que tengamos una masa compacta, que no se pegue en las manos, la cubrimos con papel film y la reservamos a temperatura ambiente reposando de 30 a 45 minutos.
  3. Podemos ir preparando el relleno de nuestras masa para pasta, para esto debemos colocar el queso y la espinaca en la licuadora o procesadora de alimentos para que se integren, luego pasamos la mezcla a un bol y añadimos sal al gusto, la pimienta y el ajo en polvo.
  4. Cuando la masa ya haya reposado lo suficiente y tengamos nuestro relleno listo, podemos continuar con nuestros ravioles, extendiendo la masa con la ayuda del rodillo en una superficie lisa. Cortamos, en círculos o cuadrados iguales, podemos tomar la ayuda de un molde  para galletas o cortarlo con un cuchillo; debe ser de unos 5-6 cm de diámetro aproximadamente, aunque esto puede ser al criterio de cada persona.
  5. Luego de que todos nuestros círculos estén listos, agregamos nuestro relleno previamente hecho, en el centro y ponemos encima otro circulo de masa, sellamos los bordes con las puntas de un tenedor, como si fuera un pastelito. Una vez que todos nuestros ravioles estén hechos; ponemos a hervir en una olla, agua, sal y aceite; agregamos la pasta y debemos estar atentos porque la pasta fresca esta lista rápidamente.
  6. Mientras nuestra pasta se esté cocinando, es el momento de comenzar a realizar la salsa al pesto, para esto lo único que debemos hacer es licuar todos los ingredientes y luego llevarlo a un sartén grande y hondo para calentarlo. Cuando esté caliente tenemos la opción de incorporar la pasta rellena previamente colada, y mezclarla bien junto con la salsa o nada más servir nuestros ravioles y por encima la salsa.

¡Servimos y listo!