Regionalismo sevillano en la Avenida Constitución

Archivo de Indias y Catedral de Sevilla, desde la avenida Constitución
Crédito: Wikimedia Commons

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

La avenida Constitución es una de las calles más importantes de Sevilla. Además, aglomera varios edificios que son considerados auténticas obras de arte. Cada fachada resalta por elementos y formas diferentes, convirtiendo a la avenida más bien en un agradable paseo a través de las joyas arquitectónicas de la ciudad. Si algo tienen en común estos edificios es que se caracterizan por el regionalismo sevillano. Un movimiento en el que los arquitectos locales buscaban la identidad por medio de la construcción.

Edificio La Adriática

Una obra realizada entre 1914 y 1922, por José Espiau y Muñoz. Es el primer edificio que se encuentra en el trayecto. Mezcla paños de ladrillo rojo con otros lisos en color crema. Destaca por su cuerpo cilíndrico de cuatro plantas, la abundancia de arcos y la cúpula a rayas, perfectamente visible desde lejos. Su estilo se enmarca dentro del neomudéjar. Los elementos islámicos y regionalistas sobresalen, haciendo de la torre una muestra perfecta de eclecticismo.

Edificio la Adriática, avenida Constitución
Crédito: De Anual – Trabajo propio, CC BY 3.0, en Wikimedia Commons

Casa Álvaro Dávila

En el primer tramo de la avenida Constitución, un poco después de La Adriática, llaman la atención tres edificios casi consecutivos creados por el maestro del regionalismo sevillano, Aníbal González. Fue el arquitecto local más famoso de su época. También autor de la Plaza España. La Casa Álvaro Dávila es una referencia del repertorio puramente sevillano que se afanaba por emplear: hierro forjado, azulejos y plaquetas de cerámica policromada como elemento decorativo. A su vez, resalta el uso del ladrillo aplantillado en tonos oscuros.

Casa Álvaro Dávila, avenida Constitución
Crédito: Wikimedia Commons

Edificio Coliseo

Realizado en el marco de la Exposición Iberoamericana de 1929, un evento que impulsó el desarrollo de la ciudad durante la primera mitad del siglo XX. Es una obra de los arquitectos José y Aurelio Gómez Millán. En un principio se trató de un cinematógrafo denominado Reina Mercedes. Sin embargo, terminó por convertirse en el Teatro Reina Victoria, actualmente conocido como el Teatro Coliseo España. Se le considera una de las mejores muestras del regionalismo sevillano. Es una obra que conjuga el ladrillo tallado, con paños de cerámica vidriada tratados a modo de grandes tapices. Por no enumerar los elementos de hierro forjado, madera e incluso mármol, que realzan los instrumentos locales.

Edificio Coliseo, avenida Constitución
Crédito: Jatrobat – Sevillapedia

Fuente: Sevilla Secreta y Sevillapedia