Salvador Rizzo: “El arte es la expresión más pura del ser”

El artista, junto a su obra Rosa Pálida 100 x 80, año 2018

Salvador Rizzo: “El arte es la expresión más pura del ser”. La pintura siempre ha estado presente en su vida, al inicio como admirador y luego como artista; le llevó años descubrir las maravillas que podían plasmar sus manos con un pincel y un lienzo.

Adhara Ojeda- Elineth Silva/ redaccion@construarte.com.ve

Salvador Rizzo nos abrió las puertas de su vida, para compartir su trayectoria por el arte y la transformación de su ser, luego de descubrir su verdadera pasión, “siempre me ha gustado el dibujo, y las artes plásticas en general, he tenido la oportunidad de visitar algunos museos dentro y fuera de Venezuela que es donde habito, y observo con gran admiración trabajos de grandes artistas de la historia del arte, y siempre tuve esta inquietud pero no la había explotado, como dice mi maestro el pintar es un don de Dios lo que tenemos es que desarrollarlo”.

El artista venezolano cursó una licenciatura en Mercadeo, sin embargo el oficio y la pasión se conjugaron en el arte para él “hace como 9 años atrás, leyendo un libro de autoayuda, decía que teníamos que identificar las actividades que nos gustan, y que nos apasionan, y dedicar tiempo en ellas, para buscar nuestra paz interior,  de esta manera fue cuando dije ¡guao pero a mí me gusta pintar! y comencé a trabajar en ello, y después decidí tomar clases para mejorar las técnicas e ir perfeccionando poco a poco e ir evolucionando, hasta llegar al punto que me siento un artista plástico” relató.

Bodegón, 50×60, año 2013

La obra de Rizzo transmite parte de su ser a la hora de plasmarla en el lienzo, por lo que queda expuesta a la interpretación de cada espectador,   “Expreso lo que siento y como veo el mundo manchando lienzos cargados de emociones y que el mundo sepa que no soy un artista más, simplemente soy Rizzo”

La inspiración del artista plástico “aparece en cualquier momento, mis ideas para realizar una obra pueden aparecer en cualquier momento del día o de la noche y voy afinando el tema hasta que lo desarrollo” aseguró que sus ideas para pintar surgen de “cualquier situación, persona, entre otros… la inspiración es infinita”.

Naranjas, 80×60, año 2014. Esta obra ganó segundo lugar en la colectiva realizada en el 2016 en el Centro Ítalo Venezolano de Cagua, Aragua

Para  Rizzo “el arte es la expresión más pura del ser y lo más importante es que lo puedes plasmar y ser observado”, por ello agradece a Dios el “don” de pintar, una pasión que se convirtió en su oficio y en lo que piensa seguir invirtiendo su tiempo para darse a conocer en Venezuela y fuera de sus fronteras.

Radiografía de un pintor

¿Formación académica o empírica?

Desde hace 7 años he tomado clases de dibujo, escultura y pintura con el maestro Rafael Herradez, artista plástico aragueño que hoy día imparte sus taller de arte libre Blu en Cagua.

¿Cómo es la vida personal del artista, hijos, familia… Anécdotas qué recordar?

No tengo hijos, mis padres son extranjeros inmigrantes y les dedicó buena parte de mi
tiempo a ellos. Mi papa también ha sido un fanático del arte, de hecho es mi fans numero uno, en una oportunidad le pregunte “papa tengo ganas de pintar que pinto?” me dijo “hijo pinta el coliseo” la verdad que para mi fue un reto hacer ese cuadro pero lo termine de una manera muy satisfactoria para mi y después de haberlo terminado se lo regale, hoy día lo conserva en su casa con mucho orgullo.

¿Cómo vincula su profesión con su pasión artística?

Soy licenciado en Mercadeo, esa es un área que requiere de mucha creatividad y ese precisamente es el motor del arte.

¿Cómo es un día creativo?

Mis ideas -para realizar una obra- pueden aparecer en cualquier momento del día (o de la noche) así que ya luego que aparecen pongo manos a la obra y ya luego voy afinando detalle por detalle hasta que lo desarrollo.

¿Qué materiales emplea en la realización de sus obras?

La mayoría de mis obras están hechas en oleo sobre lienzo, he trabajado con algunos otros materiales como la espátula o el acrílico, ensayando y creando, pero siempre retomo mis básicos. El óleo me gusta como se trabaja y como desliza el pincel sobre el lienzo más que el acrílico.

A la fecha, ¿cuál fue la exposición que le supuso más emoción, más nervios, más expectación? ¿Por qué?

Por el momento, la que más me emocionó y me causo mucha expectativa fue mi primera exposición individual llamada INIZIO SENZA FINE  traducido al español (inicio sin final) de hecho cuando se terminó de hacer el montaje y vi mis 36 obras exhibidas fue lo máximo.

Hablemos de su porvenir, ¿de qué va su futuro en el mundo de las bellas artes?

La meta es seguir creciendo como artista con humildad, que las personas conozcan mi trabajo y seguir participando en eventos nacionales e internacionales.

¿Algún agradecimiento que desee hacer público en esta entrevista?

Mi mayor agradecimiento es a Dios -así suene trillado- por darme el don de pintar y expresarme.