Sofá cama con estilo: para tus invitados y para ti

Quedaron en el pasado los días en que los sofás cama eran vistos como un elemento soso de la sala. Hoy en día, los espacios son más reducidos y nos vemos obligados a escoger la practicidad antes que la estética, por lo que artículos como los sofás cama se han vuelto indispensables.

Por otro lado, es posible que más de una vez no hayas encontrado un lugar dónde meter la visita que llega inesperadamente. ¿La ventaja de los sofás cama? Tienen dos funciones. Puedes mezclar estilo con necesidad. No lo olvides: la mejor combinación es utilidad y apariencia. ¡Aquí te presentamos algunas ideas para un sofá cama con estilo!

Tonos atrevidos

Sí. No hay nada como un anaranjado, rojo o violeta para romper esquemas. Si bien es cierto que son una opción arriesgada, después de un rato te van a encantar. ¡A simple vista va a impactar a cualquiera! Además, nadie se va a dar cuenta de que en realidad se trata de un sofá cama. ¿Qué tal un verde manzana para despertar el ambiente?

Cortesía de Pixabay
Cortesía de Pixabay

Un nuevo look

Ok. Esta es una idea un poco low cost. ¿Recuerdas el viejo y aburrido sofá cama que tiene años en el medio de la sala? ¡Llegó la hora de remodelarlo! Recuerda comprar un poco más de tela de la que necesitas para que, en el peor de los casos, te sobre, pero no te falte. Por lo demás, se trata de estilo más que todo. Puedes continuar con la onda del atrevimiento tapizándolo con un estampado o bien puedes optar por un estilo atemporal. Ya sabes lo que dicen de los clásicos, ¡nunca pasan de moda!

Cortesía de Pixabay
Cortesía de Pixabay

Innova las formas

No todos los sofá cama tienen que ser iguales. De hecho, no hay como romper con las formas predeterminadas. Aquí te presentamos un estilo sin respaldo ni brazos que también puede hacer de cama para esos invitados inesperados. Lo único que tienes que le falta es retirar los cojines y sustituirlos con una almohada. ¡Dulces sueños!

Cortesía de Pixabay
Cortesía de Pixabay