Tartar de atún rojo y aguacate, una receta exquisita

El tartar es un plato a base de carne o pescado crudo, picado fino, con un cítrico (lima o limón) y que se condimenta o aromatiza con especias y salsas. Lo cierto es que reúne todos los requisitos para considerarse un plato apropiado para una ocasión especial porque es muy vistoso y de potente sabor. Sin embargo, lejos de ser algo complejo, es una receta sencillísima y que se puede preparar con antelación, ¿qué más se puede pedir?

Además se suele tomar sobre tostadas o en cucharitas, a modo de canapé, con lo que el impacto visual y estético está totalmente asegurado. Eso sí, la materia prima principal, en este caso atún rojo, tiene que ser fresco y de buena calidad para que el plato luzca como lo merece.

Este tartar de atún rojo y aguacate se elabora en apenas unos minutos, pero conlleva un par de pasos que «alargan» un poco la receta. El atún, aunque sea fresco, conviene congelarlo en casa entre 24 y 48 horas para evitar el famoso y temido anisakis. Y por otro lado, aunque lo puedes consumir nada más prepararlo, al día siguiente está de auténtico… ¡escándalo! Te aseguramos que la espera merece la pena

El atún, aunque sea fresco, conviene congelarlo en casa entre 24 y 48 horas para evitar el famoso y temido anisakis. Y por otro lado, aunque lo puedes consumir nada más prepararlo, al día siguiente está de auténtico… ¡escándalo! Te aseguramos que la espera merece la pena

Ingredientes para hacer la receta de tartar de atún rojo y aguacate (aperitivo para 4 personas):

  • 300 gr de atún rojo fresco.
  • 2 aguacates (lo ideal es que no esté demasiado verde, pero tampoco muy maduro, para que se pueda cortar en cubitos y mantengan su forma).
  • 1/2 cebolleta.
  • 1/2 lima (o si no tienes, puede ser limón, pero la lima le da un puntito muy especial).
  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 1 cucharada sopera de aceite de sésamo.
  • 1 cucharadita pequeña de wasabi (aunque el tema del picante va en gustos, puedes no ponerle nada, o por el contrario incluir bastante).
  • 1/2 cuchara de postre de jengibre (puede ser rallado, o si no dispones de él, molido).
  • Semillas de sésamo para decorar.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación, cómo hacer tartar de atún rojo y aguacate:

  1. Comenzamos a preparar el tartar. Pica la cebolleta muy muy fina, y reserva.
  2. Corta ahora también muy pequeñito el atún. Esto también va en gustos, pues hay quien lo prefiere como si fuese carne picada, o quien disfruta de encontrar los tacos bien diferenciados. Nosotros nos quedamos en un punto intermedio, picándolo con el cuchillo hasta hacer pequeños daditos.
  3. En un bol mezcla la salsa de soja, el aceite de sésamowasabi al gusto, el jengibre y un poquito de sal (cuidado con la sal, pues la salsa de soja ya aporta bastante).
  4. Incorpora al bol la cebolleta y el atún, y revuélvelo bien con la marinada, que se impregne por completo. Deja que repose al menos media hora, aunque nuestro consejo es que lo prepares el día de antes, notarás la diferencia 
  5. Corta el aguacate en cubitos pequeños y ponlo en otro bol. Rocíalo por encima con el zumo de lima, un poco de sal y una cucharada de aceite de oliva. Revuelve bien
  6. Cuando el atún haya reposado lo suficiente, ya puedes directamente emplatar tu tartar.
  7. Hazte con un molde de emplatado, ya sea redondo o cuadrado. Si no dispones de uno, aquí un TRUCO: nuestro primer molde fue una lata de atún a la que le recortamos el fondo con un abrelatas y después lo limamos para evitar cortes, ¿qué te parece?
  8. Bien, para emplatar, coloca el molde en el plato en el que vayas a presentarlo, y rellena el fondo con una capa de aguacate (lo ideal es que ocupe la mitad o algo menos de la altura total). Aplasta ligeramente con una cuchara.
  9. Pon encima el atún y aplasta también un poquito.
  10. Ahora quita el molde, espolvorea con semillas de sésamo y… ¡listo!