Tipos de rellenos para carnes

Gabriela Trillo Aguilar / redaccion@construarte.com.ve

La carne es un ingrediente básico en la cocina, que en algunas de sus versiones resulta muy gustosa con tan solo añadirle sal.

Sin embargo, existen tipos de carnes que dan la bienvenida a la creatividad de los chefs, como aquellas que pueden ser rellenadas con diversos ingredientes para mejorar su sabor, aroma y aspecto.

Tipos de rellenos

  • Si el objetivo es enrollar la carne; lo habitual es implementar un relleno de ingredientes variados como la carne picada; jamón, tocineta, huevos cocidos, y aceitunas. Dependiendo del país, es posible combinar lo ya mencionado con aliños y otros condimentos tradicionales de la región.
  • Para otro tipo de piezas, están los rellenos de frutos secos, pasas, y cebolla caramelizada; que también pueden combinarse con distintos ingredientes que sirvan para realzar ciertos sabores.

Los ingredientes que se incluyan en el relleno pueden variar de acuerdo a los gustos de cada persona. Lo importante es que los sabores armonicen y que se dé un aspecto diferente a la comida. En el caso de la carne rellena, es fundamental dejar los bordes libres para que al picarla se note el relleno.

Receta de pechugas rellenas con nueces

Ingredientes

  • 2 pechugas grandes de pollo
  • 100 gramos de nueces
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 pimentón rojo cortado en juliana
  • 3 dientes de ajo
  • Hojas de tomillo fresco
  • Hojas de romero fresco
  • 2 vasos de vino blanco
  • El jugo de 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Palillos de madera
  • Papel de aluminio

Preparación

Lavar las pechugas, abrirlas y aplastar con un martillo de cocina. Secar con papel absorbente, salpimentar y untar con una mezcla de jugo de limón y ajos triturados. Dejar reposar durante al menos media hora, de modo que los sabores se impregnen bien.

Aparte, preferiblemente usando un mortero, mezclar las nueces, el queso y las hojas de tomillo y romero. Incorporar un poquito de aceite de oliva para que se forme una pasta.

Rellenar las pechugas con esta mezcla y cerrar la abertura usando palillos de madera. Luego, en un caldero con aceite caliente, dorar las pechugas por ambas caras. Agregar el pimentón, sofreír por un momento e incorporar el vino. Bajar el fuego al mínimo y cocinar con el caldero tapado durante 45 minutos.

Una vez que las pechugas estén cocidas, retirar del caldero, retirar los palillos y envolver firmemente con papel aluminio. Luego de reposar 1 hora, retirar el papel y con la ayuda de un cuchillo muy afiliado, cortar en ruedas. Servir bañado en salsa de la cocción y acompañado por papas al vapor o arroz amarillo.

Receta extraída de Libros El Nacional: Carnes, Aves y Pescados.