Todo sobre tableros eléctricos

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

Los tableros eléctricos son sistemas compuestos de un fluido, representado por el aire, y cuerpos sólidos. Su función es distribuir el suministro de energía a las diferentes cargas. Debido a esto, son un elemento principal en cuanto a instalación eléctrica se refiere. Cuenta con dos partes importantes, el medidor de consumo y el interruptor. Este último se encarga de cortar la corriente eléctrica en el caso que se exceda el consumo contratado.

Además de proveer energía eléctrica, los tableros se idearon, por extensión, para brindar la seguridad que requieren tanto las personas como los bienes. Por ese motivo, al momento de fabricarlos, el uso de componentes aislados es fundamental. De acuerdo a su instalación, pueden ser empotrados o superficiales. Los primeros se ubican en el interior de muros, máquinas o dispositivos. Por otro lado, los segundos van apoyados en distintas superficies.

Tipos de tableros eléctricos

Según su ubicación, se pueden clasificar en:

  • Tablero principal de distribución: Se conecta a la línea eléctrica principal, a partir de él se dividen los circuitos secundarios.
  • Tableros secundarios de distribución: Se alimentan del tablero principal. Más allá de eso, funcionan como auxiliares en cuanto a la protección y operación de los subalimentadores.
  • Tableros de paso: Cuentan con fusibles que les permite proteger derivaciones que no pueden ser directamente conectadas alimentadores o subalimertadores. Para llevar a cabo esta protección cuentan con fusibles.
  • Gabinete individual del medidor: Contiene el medidor de energía mediante el cual se desprende el circuito principal.
  • Tableros de comando: Alberga dispositivos especializados en seguridad y maniobra.

Fuente: Quiminet