Toulouse, de las ciudades más visitadas de Francia

Toulouse
Crédito: Pinterest

Isabella Marinelli C. / redaccion4@construarte.com.ve

A pesar de que tardó décadas en ser tomada en cuenta, hoy en día al menos 5 millones de turistas al año visitan la ciudad francesa de Toulouse. Es un lugar alegre y divertido, con miras hacia el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Posee un clima templado tanto en verano como en otoño, lo que hacen de Toulouse un destino perfecto para vacacionar.

Toulouse es conocida por ser una ciudad rosa. Recibe dicho calificativo por el color de los ladrillos que han servido para construir la mayor parte de los edificios. Los cuales, representan la arquitectura que la define. La bienvenida, claro está, es dada por el famoso Canal del Midi, perfectamente depuesto en la entrada de la ciudad. Una vía navegable que no está demás recorrer para aventurarse en el río Garona, símbolo de Toulouse.

Le Capitole, Toulouse
Crédito: De Benh LIEU SONG – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 en Wikimedia Commons

Arquitectura, diversión y romanticismo

Por otro lado, el visitante podrá pasearse entre construcciones góticas, tradicionales y renacentistas, que son solo un abreboca de la esencia del núcleo urbano. Así como el emblemático Pont Neuf, también escenario de película, donde Juliette Binoche y Denis Lavant, dos vagabundos enamorados, se dejan llevar por la gracia misteriosa de la ciudad.

Toulouse conquista por su sutil encanto. Se presenta por medio del rosáceo anaranjado y las luces de la noche, que la dotan de romanticismo. No obstante, prontamente el turista se topará con una gran revelación: es efervescente y acontecida, no en vano se celebran cerca de 1 millar de eventos cada año.

Sin contar, desde luego, las 56 salas de espectáculo que noche tras noche derrochan euforia y elegancia. No se podía esperar menos de una ciudad francesa ubicada por obra divina en las costas mediterráneas. Pero también abundan los museos y las galerías. Cada uno resguardando interesantes colecciones de arte que no está demás conocer. Destacan Les Abattoirs, con sus exposiciones temporales y el Convento de los Agustinos, cuyo interior en sí constituye una obra artística. De todas formas, lo que sobra en Toulouse son las ofertas museísticas. ¡No hay más que callejear para darse cuenta de eso!

Río Garona
Crédito: Wikimedia Commons

Gastronomía

Toulouse es un punto ideal para abastecerse de especias, hierbas y sabores, que acompañarán al turista a la vuelta a casa. No se puede perder la oportunidad de adquirir y degustar los diversos quesos (roquefort, tomme de los Pirineos) y vinos (Fronton, Gaillac, Armagnac) que abundan en el lugar.

Asimismo, hay que saborear los productos que parecieran ir de la tierra al plato, por su frescura y gusto. Foie gras, magret de pato, cassoulet, salchicha de Toulouse y dulces de violeta. Todo un festín para los amantes de la comida.

Mercadillo en la Plaza de Arnaud-Bernard, Toulouse
Crédito: De ledanois (Thomas Nicholls) – Flickr, CC BY-SA 2.0 – Wikimedia Commons

Fuentes: Viajando por y Francia.net