Warriors con ventaja de dos en las Finales

Gabriel Pérez Villaró / redaccion@construarte.com.ve

Los Golden State Warriors han hecho respetar la casa y llevan paso firme en la conquista de su sexto campeonato de la NBA. El tercero desde la temporada 2014-2015. Los californianos vencieron el pasado jueves a Cleveland 124 – 114, partido correspondiente al Juego 1 de las Finales. Recordando claro, el garrafal despiste de J.R. Smith cuando el partido iba 107-107 y quedaban menos de 4 segundos por jugar. Acción que permitió a los de Kerr poder llevarse el encuentro en el tiempo extra. Y que dejó sin ventaja de campo a los conducidos por Lue.

Ayer se disputó el Juego 2. El Oracle Arena acogió a 19.596 aficionados que vieron como Curry pasaba a la historia al ser el primero en anotar 9 triples en un partido de las finales. Los Golden State Warriors ganaron el segundo, 122 – 103 y dejan encaminado un campeonato frente a unos Cleveland Cavaliers, que una vez más, se ven sin ideas y dependen de lo que pueda hacer LeBron James.

Fuente: SB Nation

Warriors – Cavaliers

Los locales fueron contundentes. Curry batió el récord de Allen (que anotó ocho triples en las Finales de 2010 contra los Lakers) para firmar 33 puntos, 8 asistencias y 7 rebotes, mientras que Durant aportó 26 tantos, 9 rebotes y 7 asistencias. Thompson, que era duda por un esguince de tobillo, sumó 20 puntos. La decisión de Kerr de incluir a JaVale McGee como titular surtió efecto y el pívot respondió a la confianza con dos mates en el primer minuto de juego

Por su parte, Los de Cleveland tuvieron al mismo líder de siempre. LeBron aportó en 29 puntos, 13 asistencias y 9 rebotes. Con esa marca, el jugador se sitúa como el segundo máximo anotador en la historia de las Finales al haber anotado 1.318 puntos. Solo tiene por delante a West con 1.679 puntos. Love agregó un doble-doble de 22 tantos y 10 rebotes. Sin embargo, los de Lue echaron de menos una mayor aportación de hombres como J.R. Smith, Green, Korver o Clarkson.  

Postal del Juego 1 Fuente: Aires de la Ciudad

Partidos cuesta arriba para los visitantes

Los Cavaliers no se amilanaron. Hicieron ajustes. Y entre James, Smith y Hill cortaron la euforia de su rival. Durant, se marchó al banquillo en el minuto 8 con problemas de faltas. En ese momento el 23 de los Cavs, aprovechó la ausencia y recortó distancias.

Los locales en el segundo cuarto repitieron lo que habían hecho en el primero. Se colocaron 39-30. Y ya en el minuto 18 tenían a Durant, Curry y Thompson en dobles dígitos de anotación. Golden State frenó una pequeña reacción de los Cavs y se disparó hasta los 15 de ventaja. 59-44.  A pesar de que Thompson, por su tercera personal no jugó los últimos minutos de ese periodo. A Cleveland, se le empezaba a ver su escaso fondo de armario. Solo LeBron y Hill estaban a la altura frente al arsenal de los Warriors.

Los de Lue fueron de menos a más durante el encuentro. El alero estrella de los Cavaliers había preferido involucrar a sus compañeros durante el resto del partido y la fórmula funcionó. Hasta que llegados al último cuarto. Curry – a quien le encanta el show e involucrar al público – tomó cartas en el asunto. Inclinó la balanza final del choque desde el perímetro. Anotó cinco triples. Incluido uno agotándose el tiempo de posesión, y que levantó todo el estadio.

Fuente: Crains Cleveland

El próximo juego se disputará el miércoles 06 de Junio en el Quicken Loans Arena de Cleveland. LeBron y compañia buscarán lo casi imposible. Puesto que en solo 4 de 33 ocasiones, se ha remontado una serie que empezó con dos derrotas.