Tendencias de moda para primavera-verano 2018

La destacada publicación de moda y estilo, Vogue, ya recopiló algunas de las tendencias más resaltantes para la temporada primavera-verano 2018 en su portal web, de esta manera dieron a conocer a sus lectores qué esperar en el presente inmediato en las grandes firmas de diseño y en las pasarelas.

Lavanda y amarillo se imponen

(Crédito: DIEGO ANCIANO / SOREN JEPSEN – THE LOCALS)

Además de su fuerte presencia en las pasarelas de primavera 2018, en Instagram, en las imágenes de ‘street style’ y en la portada de octubre 2017 de Vogue Italia con Lara Stone fotografiada por Harley Weir –la primera bajo la tutela de su nuevo director Emanuele Farneti–, su nombre Gen-Z Yellow anticipaba que el amarillo era el claro sucesor del rosa Millennial.

Por otra parte, Pantone anunció que el color del año 2018 sería el ‘ultra violet’. Por lo que el lavanda, siendo una tonalidad prima del color, ha hecho presencia en gran cantidad de desfiles que han apostado por este tono.

Las lentejuelas iluminan el camino

(Crédito: DIEGO ANCIANO / SOREN JEPSEN – THE LOCALS)

El creciente interés por las lentejuelas –especialmente, el que han mostrado tiendas como Zara en estas fechas– no es cosa solo de Nochevieja. El 2018 inicia con los centelleantes brillos de las paillettes asociadas, como siempre, a los espejos y las luces de las bolas de discoteca. El minivestido disco se sofistica y la moda que evoca a la década de los 90 y 80 está a la vuelta de la esquina.

Un safari metropolitano

(Crédito: DIEGO ANCIANO / SOREN JEPSEN – THE LOCALS)

Entre los pantalones cargo –Kaia Gerber es su abanderada en la calle–, las gabardinas reinventadas y los ‘total looks’ de estética safari en verdes army y colores tierra sobre las pasarelas, no cabe duda de que el look explorador –o intrépido detective, según se mire– estará entre los claros ganadores de la próxima temporada.

Estampados de buen gusto

2018
(Crédito: DIEGO ANCIANO / SOREN JEPSEN – THE LOCALS)

A pesar de que el monocromatismo se impone en los trajes –esos que han estado plagados de estampados a lo largo de la temporada de otoño-invierno–, los prints son otra de las grandes tendencias de la temporada y hay para todos los gustos: de las heroínas de cómic de Prada a las flores –muchas de ellas, de tintes hawaianos–, pasando por la mezcla de cuadros en un mismo look y las referencias a Andy Warhol vistas en los desfiles de Versace, Calvin Klein 205W39NYC y Missoni.

La chica prepster

(Crédito: DIEGO ANCIANO / SOREN JEPSEN – THE LOCALS)

Prepster: dícese de aquella chica preppy que ha crecido a las afueras de la ciudad pero que, al mudarse al centro, ha asimilado ciertas tendencias hipster. De ahí que las pasarelas hablen sin remilgos de logomanía –especialmente en jerséis y camisetas–, bermudas, polos y camisas de manga corta pero sin el deje tradicional que se presupone al look de pija de toda la vida. Una tendencia que ya se adivinaba a través de las imágenes de ‘street style’.